BAQUIA

Los problemas crecen entre los linuxeros

Varias de las empresas que se dedican a la ardua tarea de comercializar Linux siguen atravesando una fase crítica para ajustar su modelo de negocio en medio de la sequía financiera. Lineo tendrá que deshacerse de más de la mitad de su plantilla, mientras que Ebiz Enterprises se ha acogido a la protección por bancarrota.

Lineo, que intenta integrar el sistema operativo open source en descodificadores y routers, ha despedido a 60 trabajadores y perderá otros 100 para realizar la proyectada división de la compañía. La nueva estrategia dejará a la empresa con unos 110 empleados para trabajar en sus proyectos centrales: sus sistemas operativos Embedix y RTCX y las herramientas para fabricar sistemas que los utilicen,

A principios de año Lineo tuvo que echar para atrás su salida al mercado y en agosto recibió 20 millones de dólares para continuar con el desarrollos de sistemas operativos que compitan con los ya establecidos en el mercado, como el que desarrolla Wind River Systems.

Aunque ningún linuxero puede mirar a otro lado para hablar de problemas, la segunda oleada (empresas como Linuxcare, LinuxWorks, Turbolinux y Lineo), que llegó tarde a la pasión de Wall Street por el open source y tuvo que posponer indefinidamente la OPV, está con el agua al cuello. Diez años después de su nacimiento, Linux, que ya ha conseguido el apoyo de gigantes como IBM y ha conquistado los servidores web, sigue luchando por hacerse un hueco en el mundo empresarial dominado por Windows.

Otra compañía menos conocida, Ebiz Enterprises, que vende programas y máquinas Linux, está directamente al final de un túnel sin salida: la falta de financiación le ha llevado a acogerse al capítulo 11 de protección por bancarrota, junto a su subsidiaria Jones Business Systems.

  • En News.com

Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios