BAQUIA

Los robots toman los hogares de Corea del Sur

El polo absolutamente más opuesto a sus desdichados vecinos del norte: Corea del Sur, el país más tecnificado del mundo, se está lanzando a convertir en parte de la vida cotidiana cosas que suenan a ciencia ficción. El gobierno, que en la última década logró llevar la conexión a Internet de banda ancha al 72% de los hogares, ha reunido a un ejército de científicos y líderes empresariales para que los robots se conviertan en miembros plenos de la sociedad.

Según el programa, en 2007 se producirán a gran escala robots que, por ejemplo, envíen mensajes a los padres, enseñen inglés a los niños y bailen para ellos cuando se aburran.

Fuera del hogar, se espera que conduzcan a la gente hasta las oficinas de correos o que patrullen zonas públicas en busca de intrusos y luego transmitan las imágenes a centros de control.

Si todo sale según lo previsto, habrá robots en todos los hogares surcoreanos entre 2015 y 2050. Al menos, éste es el plan del Ministerio de Información y Comunicaciones. \”Mi objetivo es que haya un robot en todos los hogares en 2010\”, afirma Oh Sang Rok, director del proyecto de robots para servicios inteligentes de dicho ministerio.

Kim Mun Sang, director del Centro de Robótica Inteligente, dice que \”los robots podrían cambiar nuestra forma de vivir de una forma que aún somos incapaces de predecir.
Ocurre como con el ordenador. Nadie habría pensado que el PC e Internet transformarían nuestra sociedad como lo han hecho\”.

Aún recuperándose de la crisis financiera asiática de 1997, Corea del Sur decidió que convertirse en una nación altamente tecnificada era el único camino para garantizarse un futuro.

El gobierno liberalizó el sector de las telecomunicaciones y la oferta de servicios por Internet y realizó inversiones, mientras las empresas cableaban ciudades y pueblos. Ofreció cursos de informática para amas de casa, subvencionó la adquisición de ordenadores por parte de familias con pocos ingresos e hizo que el país fuera el primero en el mundo en tener Internet a alta velocidad en todos los centros de educación primaria y secundaria.

Los surcoreanos utilizan tecnologías futuristas que les llevan años de adelanto a las de EEUU, y empresas como Microsoft y Motorola, antes de comercializar sus productos en EEUU, los prueban allí.

Desde enero, en Corea del Sur se pueden ver gratis programas de televisión por el móvil, gracias a tecnología subvencionada por el Estado. Este mes, el país inaugura el primer servicio de Internet superrápido e inalámbrico de ámbito nacional, llamado WiBro, cuyo objetivo es que los surcoreanos estén conectados —a 10 megabits por segundo, más velocidad que las conexiones de banda ancha convencionales— mientras se desplazan.

De los 48 millones de surcoreanos, 17 reciben Cyworld, un servicio vía Internet que constituye una especie de universo paralelo donde todo el mundo está interconectado a través de páginas web. Según los sociólogos, la interconectividad ha hecho que las opiniones sobre temas tan diversos como la moda, la política y la tecnología se formen ahora de otra manera y se difundan con más rapidez.

Chang Duk Jin, sociólogo de la Universidad Nacional de Seúl que ha estudiado los efectos sociales de la tecnología, afirma que ésta ha influido enormemente en la política interna. Hace dos años, después de que la Asamblea Nacional liderada por la oposición destituyera al presidente Roh Moo Hyun, se fraguó en la Red un consenso sobre su motivación política sólo dos horas después de la votación, según Chang.

\”No tardaron en producirse manifestaciones masivas\”, señala. \”Nunca había ocurrido aquí algo así. Todo el mundo está conectado, de manera que las cosas se difunden con mucha rapidez y son impredecibles\”, concluye.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios