BAQUIA

Los trabajadores de Quiero TV volverán a encerrarse

Los trabajadores de Quiero TV no se resignan a dar carpetazo a su situación. En una actitud quijotesca, volverán a encerrarse el próximo lunes 22 de julio después de que en la “reunión entre los representantes de los trabajadores y la dirección de Quiero mantenida el jueves 19 de julio de 2002, se puso de manifiesto que la dirección de la empresa no está dispuesta a llegar a un acuerdo para solucionar el conflicto existente entre ambas partes”, sostienen los trabajadores.

“Visto el poco talante negociador por parte de la dirección de la empresa y la injusta oferta de 37.5 días a los 163 de 175 empleados de Quiero (90% de la plantilla) que están incluidos en el expediente de regulación de empleo, los trabajadores de Quiero TV nos encerraremos el próximo lunes 22 de julio de 2002 en las instalaciones de Quiero TV en la población de Tres Cantos”, añaden en un comunicado

En principio, el acto de protesta no tiene una fecha de conclusión. Los trabajadores de la plataforma, que lleva sin emitir desde el pasado 30 de junio y ha perdido el aval valorado en 34 millones de euros que había depositado para obtener la licencia correspondiente, mantendrán su encierro “hasta obtener una adecuada y justa respuesta por parte de la dirección”.

Con su actitud no pretenden que se les tache de rebeldes sin causa ni pedir “socorro por la pérdida de nuestros empleos, sino por la forma en la que los hemos perdido”. Puestos a encontrar un símil cinematográfico con su situación, estas 175 personas prefieren echar mano de la película Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto. El motivo es obvio: “Todo el mundo cree que estamos muertos, a pesar de que más de 150 trabajadores seguimos viniendo a trabajar, mirando cómo la espada de Damocles se cierne sobre nuestras cabezas, lanzamos gritos de socorro y lanzamos mensajes en todas las botellas que podemos utilizar, pero todo el mundo cree que estamos muertos, o quieren hacer creer que estamos muertos, ya que a pesar de que nos están oyendo no hacen más que mirar hacia otro lado y taparse los oídos”.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios