BAQUIA

Los usuarios de Microsoft, contrariados por el pago de licencias

Para muchos de los usuarios, la renovación de las licencias de Microsoft supone el pago de hasta un 107% más del importe del software que realmente compran. Y es que a medida que se acerca el 1 de octubre, fecha fijada para los cambios dramáticos que Microsoft va a llevar a cabo en las tarifas de sus licencias tanto de Windows 2000 como de XP, se acerca el pago del entre un 33 y un 107%. Incluso muchos clientes se verán forzados a comprar nuevas versiones del Office.

Los analistas y clientes de la compañía ven este nuevo incremento de tarifas como la única salida que queda a Microsoft para obtener ingresos en un momento tan delicado como el que atraviesa la industria, aunque manifiestan estar en desacuerdo con la manifiesta agresividad de la empresa en su política de precios para las licencias. ¿No se suponía que el cambio a XP era para ahorrar costes?