BAQUIA

Los webcasters se libran, de momento, del canon por emisión

Las autoridades reguladoras han rechazado la propuesta de establecer un canon por las emisiones musicales vía Internet, con el que las radios online (webcasters) debían compensar a los autores y discográficas por cada canción ofrecida a cada oyente, lo que las emisores consideraban el principio del fin de su joven industria.

El panel de arbitraje (Copyright Arbitration Royalty Panel; CARP) nombrado por la Oficina del Copyright estadounidense recomendó establecer una cuota de 0,14 centavos de dólar (0,07 centavos si se trata de radios offline que también emitan por la Red) por cada canción emitida por Internet a cada usuario. La propuesta desairó a los webcasters, pues estimaban que de salir adelante les dejaría inmediatamente fuera de juego. Ellos pedían que les gravasen con una cuota parecida a la de las emisoras terrestres (alrededor del 3% de sus ingresos brutos), mientras que las discográficas agrupadas en la RIAA solicitaban alrededor del 15% de la facturación.

La decisión del panel, que las radios online consideraban tan perjudicial como la propuesta de la RIAA, les llevó a una campaña de protesta, declarando un \’Día del Silencio\’ en las emisiones online y marchando sobre Washington llegando hasta el Senado para hacerse oír.

Una escueta nota del director de la Biblioteca del Congreso estadounidense (Librarian of Congress), encargado de valorar la decisión, rechaza sin más explicaciones la propuesta del panel, y deja la \”determinación final\” (tarde o temprano los webcasters deberán pagar un canon por su actividad) para el próximo 20 de junio. \”El Register of Copyrights recomienda, y el Bibliotecario está de acuerdo, que la decisión del CARP debe ser rechazada\”, se lee en el sitio web de la Oficina del Copyright.

\”Es una buena señal\”, afirman desde la emisora de San Francisco SomaFM; \”no queremos lanzar las campanas al vuelo, pero estaremos vivos por lo menos otros 30 días, y eso es bueno\”. \”Confío en que la solución va a ser un acuerdo beneficioso para ambas partes\”, dice William Goldsmith, propietario de la radio online Radioparadise.com. Las discográficas \”ahora parecen un grupo de idiotas avariciosos, y no les gusta nada\”, añade.

\”La decisión ofrece esperanzas de que el royalty final estará más en línea con el mercado que la propuesta del arbitraje\”, comenta Jonathan Potter, director ejecutivo de la Digital Media Association, organización que ha batallado duro contra la CARP. \”Si así sucede\”, añade Potter, entonces el resultado coincidirá con los objetivos del Congreso\”.

Sin embargo, la RIAA no tira la toalla, ni mucho menos. Los ejecutivos de las discográficas advirtieron que los reguladores no han dado ninguna indicación sobre si la cuota final será más alta o más baja de la sugerida por el panel de arbitraje. \”La Biblioteca del Congreso ha rechazado la determinación del CARP, pero no sabemos la causa ni qué decisión tomará finalmente basada en las evidencias presentadas. Como ambas partes han apelado la decisión del panel de arbitraje, cualquier cosa es posible\”, afirma el presidente de la RIAA, Cary Sherman.

El canon que deben pagar las radios online por sus emisiones lleva en la picota más de cuatro años, desde que se aprobase la polémica Digital Millenium Copyright Act (DCMA) en 1998. Sujetándose al texto de ley, el Congreso ordenó que los webcasters deberían pagar a las discográficas y a los autores un royalty por utilizar su música en la Red. Sin embargo, los legisladores nada decían sobre la cantidad a pagar. Desde entonces editores/autores y emisoras han discutido por el establecimiento de una cuota apropiada sin llegar a buen puerto —los webcasters apoyaban una cuota basada en un porcentaje sobre los ingresos que pudiesen afrontar, pero la RIAA argumentaba que las radios online sólo pretendían dar largas—, por lo que, como manda la DCMA se nombró el Copyright Arbitration Royalty Panel (CARP) el año pasado.

  • Más en Newsbytes y Wired


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios