BAQUIA

Lucent Technologies tira a la baja sus previsiones y recibe un castigo en Bolsa

La caída en la demanda de equipos tecnológicos en Estados Unidos ha llevado a la compañía líder en el sector, Lucent Technologies, a revisar a la baja los resultados correspondientes a su segundo trimestre fiscal. Los nuevos datos ofrecidos no sentaron nada bien entre los inversores, que el jueves hicieron caer a la compañía en Bolsa 15 centavos, cerrando a un precio por valor de 2,80 dólares. Esta bajada es una más en los títulos de Lucent, que han perdido un 45% de su valor en lo que lleva de año.

La empresa de equipos de telecomunicaciones estadounidense hizo acopio de valor para afrontar la realidad más pesimista. Así, explicó que las ventas durante su tercer trimestre fiscal, que concluye el 30 de junio, descenderán un 15% respecto a los 3.520 millones del trimestre anterior. La mayoría de los analistas esperaban que este apartado se mantuviera estable.

Patricia Russo, CEO de Lucent, atribuyó estos datos a las restricciones de la inversión de las empresas de telecomunicaciones. Y cierta razón no le falta: los gastos se han dejado notar de forma más contundente en la telefonía móvil.

Lucent aprovechó la ocasión para señalar que los bancos que le concedieron el pasado agosto una línea de crédito de 1.500 millones de dólares han acordado relajar las exigencias para mantenerla operativa. Originalmente, pedían que Lucent presentara beneficios Ebitda a partir del trimestre fiscal que comienza el 1 de julio. Ahora los términos presentados a la Securities and Exchange Commission (SEC) exponen que Lucent podrá mantener la línea de crédito siempre y cuando las pérdidas no sobrepasen los 325 millones de dólares en el ejercicio que comienza en julio.

Y ahí no terminan las cosas: los malos resultados le obligarán a reducir antes de finales de septiembre su plantilla en 50.000 personas.