BAQUIA

Malas noticias económicas: llueve sobre ¿un suelo? mojado…

Zumo de Red

<!–
Atencion: Este es un boletin en version HTML.
Si estas leyendo esto, es que algo no funciona bien.
Puedes recibir este boletin en formato texto modificando tus
datos en http://www.baquia.com/com/boletines/suscripcion.html
escribirnos a [email protected] para que te ayudemos a resolverlo.
–>

A:link {
COLOR: #006699; TEXT-DECORATION: underline
}
A:visited {
COLOR: #006699; TEXT-DECORATION: underline
}
A:hover {
COLOR: #006699; TEXT-DECORATION: underline
}
.pequeno { font-family:arial,verdana,helvetica,sans-serif; font-size:10px; color:#000000; }

















¿QUÉ ES?
|
TITULARES
|
EN BAQUÍA.COM
|
SUSCRIPCIONES
|
BAQUÍA INTELIGENCIA

Miércoles 26 de
septiembre de 2001
Año II, nº
469




¿Qué aporta Internet y las nuevas tecnologías a las PYMES?
Descubre las subvenciones, ayudas, ventajas y soluciones que existen en el próximo encuentro que organiza Baquía.com
\”PYMES ONLINE: DEL CORREO ELECTRÓNICO A LA GESTIÓN COMERCIAL\”
Madrid, 20 y 21 de Noviembre de 2001.

¿Qué aporta Internet y las nuevas tecnologías a las PYMES?
Descubre las subvenciones, ayudas, ventajas y soluciones que existen en el próximo encuentro que organiza Baquía.com
\”PYMES ONLINE: DEL CORREO ELECTRÓNICO A LA GESTIÓN COMERCIAL\”
Madrid, 20 y 21 de Noviembre de 2001.Contratación de publicidad








<FONT face="Arial, Helvetica, sans-serif"
size=-1><FONT
color=#ffffff>          
TITULARES




  1. Malas noticias económicas: llueve sobre ¿un suelo? mojado…
  2. Del jamón ibérico a la Economía del Conocimiento
  3. Napster ya roza la legalidad. ¿Y qué?










  TITULARES



<A
name=1>1.-


Malas noticias económicas: llueve sobre ¿un suelo? mojado…





Tras los sucesos del 11 de septiembre no sorprende que caiga la confianza de los consumidores estadounidenses (un parámetro muy vigilado, en especial en el último año). Tampoco sorprende que sea un desplome récord en los últimos 10 años (desde, ejem, la Guerra del Golfo). Pero es que no sólo cae la confianza; es que caía antes de los ataques. Es que la venta de casas usadas creció espectacularmente… antes del día 11 de septiembre. Es que la única barrera, nos decían, entre la locomotora económica mundial y la recesión era esa confianza del ávido consumidor EEUU, que estaba manteniendo en marcha (a base de \’quemar\’ tarjetas de crédito) a una economía cuyas empresas y sector financiero se habían rendido ya. Antes de la destrucción del World Trade Center y el Pentágono, este consumidor ya daba señales de cansancio, y los ataques terroristas lo mantienen en casa, deprimido, asustado por el futuro y aferrando los dólares que le quedan. Dicen.

En concreto los valores tecnológicos y de Internet no tienen dónde meterse, según los expertos. Goldman Sachs, por ejemplo, banco de inversión famoso por sacar a bolsa decenas de puntocom, recortó ayer sus ya escasas previsiones de publicidad online, para este año y para el que viene (por si a alguien se le ocurre mantener esperanzas). Sus analistas no han tenido un trabajo muy duro; basta con preguntar a alguien del sector y echar un vistazo a los websites que todavía sobreviven, repletos (¡ay!) de popups y splashs, y no por ello más ricos. Incluyendo Baquía.com… son los tiempos. Tan malos que los clásicos siguen cayendo: el último, Upside Today, web asociada a la revista Upside. Upside Today desaparece de momento, tras la estela de The Industry Standard y tantos otros, a la espera de una posible resurrección.

Como prueba de que la situación no respeta a nadie, el dinosaurio AOL Time Warner ha reconocido que los ataques terroristas le han afectado en sus cuentas, y que no ingresará ni ganará lo previsto en principio. Si ellos, con sus CNNs, Times, Sports Illustrated y sus muchos millones de suscriptores (y los recientes despidos ya restados), sufren… ¿qué esperanza nos queda al resto de los medios? Según los analistas, poca si la cosa empeora… pero no hay que fiarse de ellos.

A pesar de todo lo cual, los mercados se las arreglaron para seguir optimistas. Dentro de lo (poco) que cabe, claro. Las bolsas EEUU subieron buena parte del día, se rindieron a media sesión al diluvio de datos negativos y recuperaron, en última instancia, el tono, contra todo pronóstico. Y con no poca ayuda de algún rumor interesado, como el de la presencia de Alan Greenspan y Robert Rubin ante un comité del Senado, donde se habría discutido la posibilidad (remota, afirman) de un rescate gubernamental por valor de 100.000 millones de dólares. No hay nada como que los amigos te echen una manita…







2.- Del jamón ibérico a la Economía del Conocimiento


Qué le vamos a hacer: ¡seguimos retrasados! Un informe sobre el desarrollo de la economía del conocimiento en España realizado por el Observatorio de Nueva Economía (ONE) así lo refleja. Y aunque según los autores \”uno de los rasgos fundamentales de la economía española a partir de la segunda mitad de los 90 es la progresiva incorporación del conocimiento en la actividad económica\”, hecho que permite hablar ya de una economía que contempla al conocimiento como factor de producción relevante, se ve que el pasar de una economía material a una inmaterial, no es tan sencillo.

Los datos, una vez más, contundentes: la EPA dice que en 1994 trabajaban en este novedoso sector unos 2,2 millones de personas. Pero lo preocupante es que 6 años más tarde, en 2000, la cifra de trabajadores del conocimiento tan sólo ascendía a 3 millones; lo que sitúa a España en un lejano destierro respecto a los principales países europeos, Estados Unidos y Japón; mientras que tan sólo le llega por el hombro a Italia.
En Baquía Noticias

Las cifras de otro informe reciente muestran la progresiva repercusión que la transformación económica y tecnológica tiene sobre el empleo, aunque tampoco son muy alentadoras. A finales de 2000, las estimaciones sobre la importancia del sector de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) hablaban de un 5,1% del PIB (si bien SEDISI lo cifra sólo en el 2,25%), y en un 1,3% del total de la población ocupada.

Pero algo no encaja. Por un lado la tasa de e-empleados (por denominarlos de algún modo) es de las más bajas de Europa, y por otro la tasa de crecimiento del sector, según el informe \”La Sociedad de la Información en España\”, demuestra que no hay fuerza laboral suficiente para hacer frente ni a las necesidades de la Administración ni a las del sector privado. Otro dato más: en diciembre de 2000 la EITO establecía un desfase de más de 67.000 empleados, mientras que SEDISI lo calculaba cerca de los 100.000. Pues eso. Si ya resulta difícil calcular los trabajadores que al conocimiento se dedican y los que la Sociedad de la Información y el sector privado demandan realmente en España, cómo no va a serlo el paso de la economía del ibérico a la e-conomía del byte. ¡Una de iberos!



3.- Napster ya roza la legalidad. ¿Y qué?


Reiniciar una aventura empresarial con el aliento de la justicia en el cogote no es una situación recomendable. En esas se encontraba Napster, el popular programa que permitía intercambiar ficheros musicales en formato MP3, que lleva varios meses anunciando su nuevo servicio de pago por una cuota mensual de cinco dólares. Encontrarse un mes sí y otro también con una demanda de las discográficas encima de la mesa por violar los sacrosantos derechos de autor puede convertirse en un obstáculo infranqueable para una empresa que renace de sus cenizas. Pero, antes de que sonara la campana, Napster ha encontrado la salvación en forma de acuerdo preliminar con Harry Fox Agency, una división de la Asociación Nacional de Editores de Música de Estados Unidos. Con ello se persigue un doble objetivo: por un lado, despojar a Napster de cualquier carga judicial (algo que el pacto no garantiza) y, por otro, acabar con la piratería en Internet (un imposible). Por supuesto, las paces no se han sellado con un apretón de manos, sino con papeles verdes: Napster deberá desembolsará 26 millones de dólares, 10 de ellos por adelantado.
En Baquía Noticias

Las grandes beneficiadas del acuerdo, que aún deberá ser ratificado por la juez que lleva el caso en los tribunales, son (una vez más) las discográficas, que recibirán un tercio de lo que pague la empresa creada por Shawn Fanning en concepto de derechos de autor. El resto, las migajas, se destinarán a los autores como compensación por sus canciones. Una vez que las editoras han conseguido poner a la justicia de su lado, sería interesante abrir el segundo capítulo del grueso libro de los derechos del autor. Su título: ¿Quién defiende a los autores de las discográficas? En cualquier caso, el acuerdo libera en parte a Napster de las ataduras que le impedían moverse con comodidad. Pero, ¿para qué? Mientras la música gratuita siga disfrutando de su particular paraíso en Internet, los programas de pago se toparán con la indiferencia de los usuarios.
En News.com

Audiogalaxy, uno de los múltiples programas que permiten descargar canciones de la Red si soltar un centavo, seguirá caminando por el lado oscuro de la calle. Aunque esto no impedirá que busque opciones alternativas para sobrevivir: cobrará 2,95 dólares al mes por su servicio \”Oro\”. Los suscriptores dispondrán de un número determinado de servidores reservados para su uso y no encontrarán publicidad, aunque no se garantiza que la descarga de las canciones sea más rápida que con el Audiogalaxy gratuito. Ahí está el meollo de la cuestión: ¿qué más da que Napster alcance la legalidad y que Audiogalxy se invente su servicio premium si además están Morpheus, Kazaa, Bearshare, Limewire, WinMx…? De hecho, los internautas no han tardado ni dos días en encontrar la forma de bajar las canciones vetadas en Audioglaxy. Todo un síntoma. Los usuarios siguen la filosofía del busque, pruebe, y si alguno le cobra, elimínelo de su escritorio. La legalidad, en este caso, ni se contempla.
En News.com

La música en tiempos de MP3, en Baquía









<A
name=quees> ¿Qué es Zumo de Red?


Zumo de Red es un
boletín electrónico con análisis entre líneas de las
principales tendencias y corrientes en Internet y en el sector de la Nueva Economía
creado por Baquía.com.

Todos los miÃrcoles y viernes, la mejor información de Internet recién
exprimida en su buzón de correo.









<A
name=inteligencia> Baquía Inteligencia


¿Conoces las cuentas corporativas de Baquía Inteligencia?
Contrata una cuenta corporativa de Baquía Inteligencia y se te suministrará
una contraseña con la que podrás acceder a nuestro
archivo con más de 650 informes.
Cada semana un informe nuevo en profundidad de un sector determinado.
Solicita información en
[email protected] o
pinchando aquí.









<A
name=suscribirse> Suscripciones


Para recibir los boletines
de Baquía.com basta con que nos des tu dirección de correo y selecciones
con un clic entre toda nuestra oferta.
Formulario de suscripción

¿Cómo anular tu suscripción?

Tan sencillo como consultar qué boletines recibes en tu dirección de correo
y desmarcar las casillas correspondientes a aquéllos que quieras dejar de recibir. Todo ello en
el mismo
formulario.








<FONT face="Arial, Helvetica, sans-serif"
size=-1>Comentarios





<FONT face="Arial, Helvetica, sans-serif" color=#333333
size=-1>Envíe su mensaje con críticas,
comentarios, problemas en la recepción o cualquier otro asunto a
<A
href=\”mailto:[email protected]\”>[email protected].
<FONT
color=#333333>También puede escribir mediante el correo caracol o llamar
por teléfono:
Baquía Atención al cliente
C/ Costa Rica, 22 – 3ºD

28029 (Madrid) España

TEL +34 91 343 00 64




Baquía 2004 © Todos los derechos
reservados.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios