BAQUIA

Marconi despide a 4.000, anuncia malos resultados y cae un 50% en Bolsa

Marconi sigue observando la realidad desde el pozo de la crisis. En su denodado esfuerzo por atajar costes, el fabricante de equipos de telecomunicaciones británico tira por el camino más sencillo: la reducción de personal. En este caso la cifra que se baraja asciende a 4.000 empleados de las diferentes delegaciones que la compañía tiene diseminadas por 19 países. Estos despidos deben unirse a los 3.000 anunciados el pasado mes de abril.

La decisión de recortar personal junto con el aviso de que las ventas de Marconi durante el actual ejercicio fiscal han caído un 15% y que los beneficios se reducirán a la mitad este año han tenido una repercusión inmediata en la bolsa, donde los títulos de la empresa caían en la mañana del jueves un 50%.

Pero cuando las perspectivas de futuro son tan negras, muchas veces acude una mano salvadora que, aunque no acaba con la crisis, sí la palia. En este caso ha sido la compañía holandesa Philips Electronics, que ha anunciado la adquisición de la unidad médica de Marconi por 1.100 millones de dólares, lo que convertirá a la compañía holandesa en el mayor fabricante de equipos médicos de diagnóstico. La adquisición se cerró por debajo de lo previsto los analistas, quienes valoraron la operación en 1.800 millones de dólares.