BAQUIA

Massachusetts, solo ante Microsoft

Hace un mes, la juez Colleen Kollar-Kotelly decidió que casi la totalidad del pacto alcanzado por la empresa de software más grande del mundo y por el Departamento de Justicia hace un año era “bueno para el interés público” y que no resultaba necesario aplicar las sanciones exigidas por los nueve estados rebeldes.

En ese momento, tanto el gobierno (por boca del fiscal general John Ashcroft) como Microsoft expresaron su satisfacción por el fallo de la magistrada. En cambio, grupos de consumidores y expertos contrarios a los modos de Microsoft, además de competidores como Sun Microsystems, no se mostraron ni mucho menos tan contentos. Sun, de hecho, ha asegurado que seguirá adelante con su propia demanda y ha instado a los nueve estados rebeldes a que no se rindan.

No parecía que los estados fueran a luchar demasiado contra esta decisión. De hecho Bill Lockyer, representante del belicoso estado de California, declaró tras conocerse la resolución de Kollar Kotelly que “todos nosotros, a ambos lados de esta batalla, estamos fatigados”.

Pero finalmente, apurando plazos, el fiscal general del estado de Massachusetts Tom Reilly ha asegurado que apelará, ya que “es necesario para proteger a los consumidores”. Reilly ha añadido que “Microsoft está dañando la innovación. Sin competencia nuestra economía no tiene futuro. La competencia es la clave de este caso”.

De momento, Reilly ya ha cosechado varios aplausos. Uno de los más fervorosos, procedente de la Federación de Consumidores de América. No obstante, son muchos los expertos que no tienen demasiada fe en que obtenga algo de esta apelación.

Eso sí, Reilly es consciente de que lo más seguro es que estar solo en su empeño, pero asegura no tener ningún miedo. California, Connecticut, Florida, Iowa, Kansas, Minnesota y Utah no están nada inclinados a perpetuar este culebrón judicial (Virginia aún se lo está pensando), sobre todo porque la resolución de Kollar-Kotelly les ha dejado bastante claro que lo tienen muy difícil para imponerse al coloso de Redmond.

Tom Miller, de Iowa, dice que ya es hora de dedicar su esfuerzo y sus recursos a otros asuntos. Pero le desea lo mejor al estado de Massachusetts.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios