BAQUIA

Microsoft, Google y Yahoo colaboran con la censura china

Microsoft, Google y Yahoo están bloqueando el acceso a páginas con palabras como democracia o libertad. Los tres, por tanto, colaboran con el régimen dictatorial comunista, olvidando que han levantado sus emporios gracias a la libertad reinante en EEUU y Europa. Pero las consideraciones de negocios y pecuniarias, claro, pesan más que la desvergonzada actitud colaboracionista.

\”Este artículo no debería contener discursos prohibidos tales como esa blasfemia\”. Muchos internautas chinos se topan con esta frase cuando tratan de acceder a determinados artículos, informaciones o contenidos de la Red. Aclaremos que para los gobernantes chinos, blasfemia es libertad, democracia, derechos humanos, independencia de Taiwan o manifestaciones… Se topan con esa frase no solamente en los buscadores del país, como al fin y al cabo sería lógico, sino también en los grandes colosos mundiales del sector.

Yahoo, por ejemplo, abrió la veda en 2002 firmando un acuerdo en el que se comprometía a evitar información perniciosa que pudiera dañar la seguridad del Estado. Y, con idéntica búsqueda, el servicio de noticias de Google lleva al usuario a una lista diferente de webs según navegue desde Pekín o desde Nueva York. Según Google, las fuentes de información prohibidas no estarían disponibles de todos modos para los internautas chinos. Gracioso; es como decir que ayudar a fusilar a prisioneros no empeora en nada su situación, porque de todos modos se los van a cargar, con o sin ayuda. ¿Y la conciencia moral? Por su parte, Yahoo y Microsoft alegan que obedecen las leyes y regulaciones de aquellos países en los que hacen negocios. Y China y sus centenares de millones de habitantes son un mercado demasiado apetitoso para no meterle mano.

En efecto, Microsoft lanzó recientemente allí una versión de su portal MSN, conjuntamente con una sociedad estatal, la Shanghai Alliance Investment Ltd. En este sentido, Reporteros sin Fronteras deja en el aire interesantes cuestiones. La actitud de un gobierno comunista que lucha por la igualdad y contra el imperialismo es coherente, al fin y a la postre; lo lamentable es encontrarse empresas que se dicen pertenecientes a mundos donde mandan la democracia y los derechos humanos colaborando con los censores. Veremos si los amantes de la libertad ganan esta guerra.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios