BAQUIA

Microsoft muestra las tripas… de su código fuente

Quien diga que el software abierto no afecta a Microsoft es porque no conoce algunos de los movimientos que el coloso de Seattle está haciendo últimamente.

Según un artículo del New York Times, Microsoft ha anunciado que permitirá que sus socios industriales puedan modificar y redistribuir su código fuente. El anuncio cubre tan solo el software operativo de teléfonos móviles, ordenadores de bolsillo, set-top boxes de televisión y otros pequeños equipos.

Esta política no afecta, de momento, a sus programas más conocidos, como aplicaciones de oficina y servidores de redes. A pesar de ello, los analistas consultados por el periodista Steve Lohr, autor del artículo, consideran esto un paso significativo de apertura gradual de su propiedad intelectual, de una forma que hubiera sido impensable tan solo unos años atrás.

Está claro que Microsoft tiene que responder de alguna forma a los competidores que promueven código fuente abierto y promocionan su implantación, cada día en más áreas de atracción para Microsoft.

Tanto IBM como Oracle soportan ya el GNU Linux en clara competencia contra la penetración masiva de Microsoft en sus dominios tradicionales.

La popularidad del código abierto tiene dos incentivos naturales que en estos momentos juegan en contra de los intereses de Microsoft:

  • La popularidad del outsourcing en el que el responsable tiene una necesidad importante de cortar costes para que le salgan los números.
  • La actual fijación con la reducción de costes en las empresas.

En ambos casos, la utilización de código abierto puede, en el tiempo, significar un importante ahorro sobre sistemas con costosas licencias de pago por usuario.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios