BAQUIA

Microsoft no consigue ganarse a Hollywood

Todo el mundo conoce, incluso fuera del gigante de Redmond, los correos electrónicos incendiarios por los que es famoso (entre tantas otras cosas) Bill Gates. Lo que no todos saben es que uno de sus mensajes más agresivos tiene que ver con lo que la revista Business 2.0 ha titulado The Offer Hollywood Can\’t Refuse, y que explica el monumental enfado del gran patrón de Microsoft cuando se enteró el éxito del lanzamiento de iTunes, y comprendió que Apple acababa de ganarle la partida a su empresa. Al parecer, ese mismo día Gates envió varias docenas de correos electrónicos, muy enfadado porque Microsoft seguía sin controlar el mundo de la distribución multimedia de la forma en que su software lo permitiría.

El artículo de Business 2.0e se centra en el mercado de EEUU y no estudia los posibles competidores europeos, dándoles de antemano por incapaces de luchar contra la industria norteamericana del software. Menciona al reproductor Real, la alternativa a la plataforma de distribución multimedia de Microsoft, pero considera que tampoco los estudios de Hollywood están muy por la labor de fiarse de esta compañía, a quien consideran con grandes dificultades en su lucha contra Microsoft, que le está ganando la batalla gracias a la estrategia de distribuir su reproductor Media Player junto con el sistema operativo Windows, algo que ya le proporcionó el dominio del mercado de los navegadores con Internet Explorer.

Microsoft tendrá dificultades, al menos en Europa, para mantener la distribución de su reproductor multimedia integrado en Windows. Sin embargo, la revista opina que Microsoft puede ser el mejor referente para Hollywood, si bien explica que su relación con la industria del cine deja mucho que desear.

Microsoft entró en Hollywood como un elefante en una cacharrería, y los grandes estudios lo consideran un enemigo a batir más que un socio fiable. Modificar esta percepción no será fácil, sobre todo mientras Microsoft no sea claro y explique qué parte del pastel de la distribución de películas quiere conseguir. Una empresa que acaba de gastarse 130 millones de dólares en una producción, quiere saber que todos sus socios están dispuestos a aceptar que su inversión les da un derecho de control que, por lo menos eso es lo que intuyen, Microsoft no piensa guardarles.

Sin embargo, el artículo defiende que ambos colosos están, más pronto o más tarde, obligados a entenderse. Microsoft ha invertido mucho en su Digital Rights Management, y tiene lo que los estudios de Hollywood necesitan.

También en Baquía:


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios