BAQUIA

Microsoft se defiende con uñas y dientes

Hay tres noticias en los últimos días acerca de tres polémicas relacionadas con la compañía de Redmond: su contencioso con Sun Microsystems acerca de Java, la demanda interpuesta por el fabricante de móviles Sendo acerca de la tecnología Smartphone, y el impacto que el actual auge del software libre podría tener sobre los beneficios de la multinacional.

En el primero de los frentes, Microsoft ha visto atendida por un tribunal de Virginia su apelación contra el interdicto del juez J. Frederick Motz en Balitmore, que obligaba a la compañía a incluir inmediatamente la versión de Java de Sun Microsystems en sus sistemas operativos. El tribunal de apelaciones ha concedido a Microsoft un aplazamiento de la orden hasta que el tema pueda ser discutido en los juzgados. El aplazamiento llegó en el momento en que Microsoft, que encuentra la orden "extrema y sin precedentes", estaba a punto de cumplirla distribuyendo un paquete de servicio que incluiría la última versión del runtime de Java. Representantes de Sun Microsystems han lamentado el aplazamiento, por considerar que el inmediato cumplimiento de la orden habría beneficiado a consumidores, desarrolladores de la comunidad Java, empresas y fabricantes de sistemas.

En el frente del contencioso con Sendo, Microsoft ha solicitado la anulación de la causa iniciada por el fabricante de móviles británico en la que se acusaba a la multinacional de haber sustraído conocimientos técnicos obtenidos durante su interrumpida colaboración para el desarrollo de la plataforma Smartphone. Las acusaciones son ahora mutuas. Si Sendo había acusado a Microsoft de incumplir varios pagos y entregas de código acordadas, ahora es la empresa de Redmond la que acusa a la compañía británica de una "conducta fraudulenta al haber engañado repetidamente a Microsoft acerca de su situación financiera, sus progresos en el diseño y desarrollo del producto, y su compromiso con el proyecto". Microsoft incluso ha afirmado haber recibido un comunicado espontáneo de un empleado de Sendo, en el que acusa a sus directivos de haber estado dispuestos a llegar al lanzamiento con un "producto inestable y no fiable". El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra, cabría comentar.

En cuanto a la dialéctica que Microsoft tiene abierta entre el modelo de software comercial y el de software libre, el gigante del software envió la semana pasada un documento a la SEC (el equivalente estadounidense de la Comisión Nacional del Mercado de Valores) advirtiendo de que el éxito del modelo Open Source podría tener un efecto negativo sobre los resultados de la compañía, obligándola a reducir precios, márgenes y beneficios. El documento, en el que, en cumplimiento de los reglamentos del mercado de valores, Microsoft informa a la Comisión de potenciales riesgos para su negocio, también informa de amenazas como potenciales litigios, la falta de beneficios de muchos de sus productos más recientes, y "riesgos económicos y geopolíticos en general". La compañía ha mencionado específicamente la amenaza que supone la adopción de software libre por parte de los Gobiernos.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios