BAQUIA

Microsoft se niega a desvelar el código fuente de Windows

Microsoft se hace el sordo ante los requerimientos de la juez Kollar-Kotelli para que conceda a sus principales competidores las licencias necesarias que les permitan utilizar el código fuente del sistema operativo Windows. Los detalles del acuerdo al que llegaron el Departamento de Justicia y el coloso de Redmond, válidos durante el próximo lustro y ampliables por dos años más, incluían que la empresa de Gates desvelara parte de su código fuente a la competencia. Ahora Microsoft prefiere hacerse el remolón.

Según un documento de 102 páginas enviado por la empresa de Gates a la Comisión Europea, el organismo afirma que la compañía ha abusado con Windows de posición de dominio en el mercado y, por ello, debería echarle un cable a sus competidores. Sin embargo, Microsoft considera que develar el código fuente de su software supondría una violación de las leyes que protegen los derechos de copyright.

Sun e I.B.M.son dos de las empresas que más han pinchado a la Comisión Europea para que su principal rival ofrezca los detalles del código que hace funcionar Windows. A su juicio, de esta forma, se contribuiría a mejorar la calidad de sus propios programas. El caso abierto en la Unión Europea pretende dilucidar si los productos con Windows 2000 pueden funcionar con software rivales.