BAQUIA

Microsoft y Google llevan la pelea al terreno online

Coincidencia o estrategia. Eso es lo que muchos se preguntan tras el lanzamiento de la versión Beta 2 de Microsoft Office 2007, poco después de que Google también anunciara que tiene a punto Google SpreadSheets, su propio Excel online.

Esta alternativa gratuita, online y sin necesidad de ser descargada, es sin duda una de las mayores bazas con las que cuenta Google para ganar terreno a Microsoft. Con una interfaz bastante sencilla, esta nueva herramienta nos ofrece la posibilidad de crear hojas de cálculo incluyendo fórmulas, textos formateados, hacer las hojas públicas o privadas, compartiéndose con quien se quiera o editar la hoja con otras personas en tiempo real, pudiendo chatear con ellas. Sin duda esta última es una de las funciones más destacables de Google SpreadSheets.

Aunque desde la empresa no se quiere hablar de una confrontación directa con Microsoft, lo cierto es que poco a poco los programas online están haciéndose un hueco dentro de los programas de ofimática. Aún así Google distribuirá de manera limitada este nuevo servicio, con el fin de facilitar el intercambio de datos por Internet a sus usuarios.

Es conocido por todos que Google está construyendo su propia alternativa a Office, aunque con soporte Internet, y para ello ya contaba con Google Calendar o el procesador de textos Writely, que también incorpora su Google SpreadSheets.

Microsoft responde

Por su parte Microsoft ofrece una nueva versión beta, esta vez online, de su próximo Office 2007. En este nuevo giro estratégico, la compañía de Bill Gates ofrece a sus usuarios la posibilidad de probar de manera online sin necesidad de descarga la que será su nueva herramienta ofimática.

Esta es la segunda versión que lanza la firma de Redmond de su Office 2007, que ha sido descargada por cerca de dos millones de usuarios desde mayo, aunque con algunos problemas de compatibilidades.

Al instalar esta beta de Office se reemplaza cualquier versión anterior del software instalado, produciéndose problemas de compatibilidad con los documentos ya existentes en el sistema.

Este problema, junto con el avance de Google, puede haber motivado que desde Microsoft se haya confiado en este nuevo sistema online para las versiones beta de sus productos, ya que al utilizar la prueba a través de un navegador el problema de incompatibilidades se elimina.

Aunque todos los productos de Google suelen causar admiración y reciben una cálida acogida por parte de sus usuarios, lo cierto es que en este caso parece que Google SpreadSheets está recibiendo más críticas de las esperadas.

Que esta nueva aplicación del buscador carezca de uno de sus puntos fuertes como son las búsquedas ha suscitado muchas críticas, ya que hasta ahora en cada nuevo servicio se incluía una herramienta de búsqueda que en este caso no aparece. Y aunque en tablas sencillas no sería necesaria, si creamos una tabla más compleja, con varios datos y variables, esta herramienta nos facilitaría las búsquedas.

Esta carencia, junto con la simplicidad excesiva o la inexistencia de charts o macros que automatizan tareas, provoca que no se considere del todo a Google SpreadSheets como el sustituto definitivo de Office.

La lucha está en la Red

Aún así este nuevo servicio de Google supone un gran avance en materia de ofimática, puesto que es mucho más dinámico y fácil de usar -sin necesidad de instalaciones, sin necesidad de esperar años a que saquen una nueva versión- y, sobre todo, es gratuito, aunque su lanzamiento se esté produciendo de manera limitada: para quienes se inscriban en una lista de espera de la propia página de Google SpreadSheets.

Aunque Microsoft parece haber respondido al permitir que sus usuarios utilicen la segunda beta de su Office 2007 vía Internet, hasta que no salgan al mercado su futuro Windows Live y Office Live, Google seguirá ganando la partida a los de Redmond en Internet.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios