BAQUIA

Microsoft y los estados rebeldes mantienen su pulso

Microsoft y los estados rebeldes siguen a la gresca, aún más según se aproxima el 11 de marzo, fecha en la que comenzarán las audiencias del juicio dirigido por la magistrada Collen Kollar-Kotelli.

Poco después de que el gigante de Redmond presentara su lista de testigos, que también fue criticada, estos representantes estatales han insistido en la necesidad de que Microsoft muestre el código fuente de su sistema operativo ya que si no lo hace será imposible comprobar que la empresa no atenta contra la competencia.

Desnudar su código es un punto al que siempre se ha cerrado en banda la empresa de software más grande del mundo. El especialista en casos antimonopolio Andrew Gavil ve totalmente lógico que Microsoft se defienda como gato panza arriba. “Es el equivalente a pedir a Coca Cola que desvele su fórmula”, asegura Gavil.

Los representantes de estos nueve estados también han solicitado a la juez que obligue a Microsoft a ofrecer una versión rebajada de su sistema operativo que no incluya determinados programas, como su navegador Internet Explorer.

La empresa de Gates también se ha negado a este particular alegando que es imposible eliminar los programas solicitados sin dañar gravemente la estructura del sistema operativo. El portavoz de microsoft Jim Desler ha añadido, duramente, que los estados “están intentando relitigar asuntos que no prevalecieron ante la corte de apelaciones. Haciendo eso no están intentando más que complicar este caso innecesariamente”. También ha vuelto a acusarles de estar trabajando mano a mano con los competidores de Microsoft.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios