BAQUIA

Microsoft y Planeta, juntos para desarrollar los libros electrónicos en español

La empresa de Gates y Planeta, la mayor editorial del mercado hispanohablante, han firmado un acuerdo por el que Planeta dispondrá de la licencia para instalar el sistema de gestión de derechos (DRM) de Microsoft y utilizar su tecnología Reader, que ofrece una mayor calidad de lectura.

O, lo que es lo mismo, Planeta piensa lanzar una tienda de libros electrónicos (que serán presentada en el mes de abril, coincidiendo con la Feria del Libro) llamada 29 (por el número de letras del alfabeto español) que en principio sólo podrán ser leídos en ordenadores personales con sistema operativos Windows y dispositivos Pocket PC. Los libros serán tanto de la propia Planeta, que ya lleva más de un año digitalizando sus fondos editoriales, como de otras compañías que accedan a sumarse al proyecto.

El sistema de gestión de derechos, basado en una tecnología desarrollada por ContenGuard, la alianza de Microsoft y Xerox, permitirá, en teoría, comercializar los productos de forma segura, impidiendo la copia fraudulenta. Con ello se pretende evitar la aparición de un nuevo Naspter en el terreno editorial. Tal y como explicaron los responsables de ambas compañías, en principio el comprador de uno de estos libros sólo podrá disponer de dos copias de cada título en los soportes PC y Pocket PC. Sin embargo, con el tiempo, el sistema se flexibilizará para permitir mayor número de copias, en función de los deseos de los autores y editoriales.

Del precio de los nuevos libros y del catálogo que se pondrá en venta no se dijo nada, a la espera del lanzamiento oficial por parte de Planeta. Sin embargo, sus responsables anunciaron que serán más baratos que los libros de papel. Más les vale, pues el usuario, además de ver restringido su derecho a hacer con el libro lo que le dé la gana, tendrá que desembolsar una bonita cantidad para adquirir un un Pocket PC. Y no hay que olvidar las alabanzas: los dispositivos como el Pocket PC incluyen todo tipo de herramientas para facilitar la lectura y la toma y seguimiento de notas.

Ya era hora de ver a una de las grandes editoriales españolas saliendo en defensa de los libros electrónicos. Su ayuda será inestimable para el desarrollo del libro electrónico en España. Esperemos que la oferta sea abundante y razonable. Sin ella, no habrá clientes.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios