BAQUIA

Microsoft ya no podrá echar colorete a su cuenta de resultados

Las cuentas trimestrales de Microsoft vuelven a estar en el ojo del huracán. La Securities and Exchange Commission (SEC) de Estados Unidos ha llegado a un acuerdo con la empresa de Bill Gates para que en los próximos informes fiscales no “maquille” el apartado de ingresos para no confundir a los accionistas. Muy astutamente, la compañía empleaba la práctica conocida como cookie jar, consistente en echar mano de las reservas de dinero para incluirlas como ingresos.

El acuerdo deja en buena posición a Microsoft, que ni deberá afrontar la multa correspondiente ni tendrá que asumir las críticas de haber maquillado sus números a conciencia. Representantes de la SEC respondieron a la cuestión de si el gigante del software había violado los principios básicos de contabilidad señalando que Microsoft “siempre ha presentando sus informes trimestrales de una forma seria y responsable”.

La investigación de la SEC está motivada por los recientes escándalos financieros de grandes corporaciones estadounidenses. El caso Enron ha sido el que más ampollas ha levantado, aunque por varias empresas han pasado por la misma situación recientemente: Xerox se vio obligada a desembolsar 10 millones de dólares por haber inflado su facturación durante los últimos cuatro años.

Ante la investigación a la que ha sido sometida por la SEC, Microsoft ha optado por adoptar una pose de calma y sosiego¡. La empresa ha señalado que se trata de una decisión normal y que no considera que el acuerdo firmado contribuya a que sus cuentas de resultados caigan de una forma significativa.

La SEC ya posó su lupa sobre los números de Microsoft en el periodo que comprendió entre mediados de 1994 y la mitad de 1999. Como parte de esa investigación, Bill Gates, fundador de la compañía, se vio obligado a renunciar a su cargo.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios