BAQUIA

Mientras el Senado rechaza el canon de los CD y DVD, la SGAE sigue delirando

Por un voto, pero sí. El Senado aprobó ayer una moción del PP que propone suprimir el canon que grava la compra de CD y DVD vírgenes. La Cámara Alta registró 120 votos a favor y 119 en contra de la iniciativa, lo que llevó a la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), principal defensora de la tasa, a calificar de \”accidente\” la aprobación de la propuesta. Para la Asociación de Internautas se trata de una \”victoria de la democracia\”.

Según la portavoz del PP en la Comisión de la Sociedad de la Información, Mercedes Coloma, \”el canon es una tasa indiscriminada, porque los soportes digitales tienen muchos usos distintos a los de realizar copias privadas de productos con derechos de autor\”. La senadora recordó que estos soportes sirven para almacenar trabajos propios de los usuarios o sus fotografías personales. También puso como ejemplo el uso que en estos días se está haciendo, por parte de muchos ciudadanos, de CD en los que graban su declaración de la renta.

Coloma insistió: \”El pago del canon supone un grave perjuicio a las empresas que trabajan con estos soportes, porque se les obliga a pagar derechos de autor cuando los están utilizando para almacenar imágenes de seguridad o documentos con sus propios datos contables. Incluso se están poniendo en peligro la viabilidad de algunas empresas informáticas y numerosos puestos de trabajo\”.

Por otro lado, la Federación de Consumidores en Acción (FACUA) ha recogido más de 22.000 firmas de usuarios que apoyan la modificación de la Ley de Propiedad Intelectual para acabar con los sistemas anticopia y el mencionado canon. Además, ha remitido una carta a los ministerios de Cultura, Sanidad y Consumo e Industria, Turismo y Comercio, y a todos los grupos políticos del Congreso y el Senado, en la que asegura que los usuarios pagan un canon injusto y arbitrario, \”que se abona independientemente de que el destino de estos soportes sea la reproducción de música y películas o la de otros archivos no protegidos por derechos de autor\”.

Bien. Pues ante una realidad tan apabullante, la SGAE parece que sigue viviendo en su particular y delirante burbuja de cristal. No se pierdan su última ocurrencia, consistente en implantar una licencia, una especie de carnet de conducir, pero para moverse por Internet. Lo ha dicho su abogado, Pedro Farré, durante las IV Jornadas de Periodismo Digital. \”El objetivo es erradicar el anonimato en la Red\”, ha apuntado. Y se ha quedado tan ancho.

\”Internet no es un mundo regulado\” (¿para qué?), \”No cabe libertad sin responsabilidad\”… Son algunas de las perlas que nos ha dejado el ínclito y orwelliano Farré -sí, el mismo que predijo el fin de Internet-. Por esa regla de tres, también debería haber un documento que nos permitiera charlar con los amigos, adquirir un periódico, visitar un museo; los informáticos de nuestra compañía deberían darnos permiso para usar el PC para escribir las noticias, etc. Es, en definitiva, una reedición más de la eterna patología de querer controlar y obligar a pedir permiso para todo.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios