BAQUIA

¡Mira, mira, sin Capital Riesgo!

Capital Riesgo, la forma más conocida de financiación de las nuevas empresas, tiene mala prensa. Los nuevos emprendedores de Silicon Valley intentan prescindir de esta forma de financiación. Según un artículo de la revista Silicon Valley, cada día más emprendedores utilizan sus propios recursos para lanzar empresas. Su experiencia con los VCs (Venture Capital) ha sido mala y prefieren no tener que repetirla. Sólo aquellos emprendedores que no tienen otra alternativa recurren ahora a los VCs.

Además, después de la burbuja las nuevas condiciones que ofrecen las empresas de Capital Riesgo a sus emprendedores se han vuelto especialmente duras. Como menciona el artículo citado, un ejemplo típico sería en de un joven emprendedor con una compañía recién lanzada que negocia con una empresa de CR una valoración de 4 millones de dólares. Luego la empresa inversora le ofrece otros 4 y se queda con un 50% de la compañía y ésta ya no puede hacer nada sin su aprobación. Es una condición muy dura: compárese con las existentes en 1999, cuando Sequoia Capital pagó 5 millones de dólares por solo un 8% de eToys.

La experiencia más frecuente de los emprendedores que han tenido VC en su consejo es que, en repetidas ocasiones, éstos han estado dando bandazos en cuanto a la estrategia a seguir y han forzado a la empresa a \”librar demasiadas batallas, en muchos frentes\” antes de estar preparados para ellas. Levantar dinero es un trabajo que requiere mucho tiempo, dispersa los esfuerzos de una empresa naciente y, con frecuencia, no aporta lo que ésta espera.

Por supuesto, la postura de los VC es completamente opuesta: siguen afirmando que su participación, más allá del dinero invertido, es el acceso a una fuente inacabable de contactos para la nueva empresa, que de este modo puede crecer más rápido gracias a sus aportaciones.

En cualquier caso, aquellos emprendedores que pudieron sacar sus empresas a Bolsa a tiempo y algunos que las vendieron a otras mayores, gozan hoy de un bienestar económico que les permite emprender nuevos negocios sin necesidad de más capital. A esto se une el hecho de que en Silicon Valley, es hoy posible funcionar con un 10-15% de los gastos que eran típicos en la época del boom de Internet. Alquileres, mobiliario e incluso personal lucen los precios más bajos de los últimos 15 años.

También en Baquía:


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios