BAQUIA

MIT Media Lab: miremos al futuro

Ahora que la economía digital vuelve por sus fueros, nos parece conveniente volver la vista al centro visionario de las nuevas tecnologías, el MIT Media Lab, y aprovechar un momento tranquilo para revisar el futuro.

Nicholas Negroponte , su carismático chairman venido a menos -cortesía del oprobio que ha tenido que sufrir estos dos últimos años como respuesta a su actitud visionaria durante la época más efervescente de la era puntocom– sigue allí, más escondido que antes, con menos invitaciones a explicar sus visiones de cambio social, pero firme y convencido de lo que el MIT Media Lab ha conseguido y seguirá obteniendo. Los mejores cerebros del mundo se dan allí cita para investigar.

Proyectos destacados

Veamos alguno de los trabajos más interesantes. Media Lab trabaja sobre ámbitos de conocimiento que, en la sequedad del desértico panorama español de investigación tecnológica, se antojan incomprensibles, pero que a medida que salen del laboratorio, convertidos en productos y servicios de nuevo cuño, se transforman en descubrimientos que compiten para generar nuevos modelos de negocio.

En la sequedad del desierto español de la tecnología, muchos proyectos suenan a pura fantasía

Ted Selker nos abre las puertas de su Counter Intelligence, que nos introduce en un mundo de cocinas conscientes de sí mismas, que analizan cuanto ocurre en ellas con el fin de diseñar nuevos formatos de comunicación y nuevas herramientas y equipos que configuren la cocina del futuro.

Changing Places es otro proyecto intrigante. Kent Larson es su gran artífice. Su laboratorio viviente, capaz de probar nuevos diseños y formas de vivir, estudia el impacto real de las tecnologías y su utilización en entornos de sanidad preventiva, conservación de la energía, interfaces humanos con el entorno y enlaces entre las casas y los entornos cambiantes de sanidad, trabajo, aprendizaje o comunidad.

Digital Life, el proyecto que lideran Andrew Lippman y Bruce Blumberg, trata de volver a poner en línea la Inteligencia Artificial. Digital Life estudia tecnologías que mueven la expresión y la actividad social y económica. Trabajan en colaboración muy estrecha con patrocinadores industriales y otros investigadores para explorar ideas en el contexto de su uso. El proyecto se basa en tres grandes áreas:

  1. Redes orgánicas combina un nuevo análisis de la física de la radio para contruir sistemas virales de comunicación con la inteligencia en el terminal. Este tipo de sistemas, como la innovación en su día introducida por la migración de los grandes ordenadores mainframe hacia el puesto local en un PC, permiten que la gente sea innovadora a nivel local y orgánico.
  2. 10X considera tecnologías que permitirán la mejora de la actividad humana en varios órdenes de magnitud, incluyendo biónica, robótica y asistentes con conocimiento, al mismo tiempo que el aprendizaje humano. El proyecto analiza sistemas mecánicos trabajando con y para seres humanos.
  3. Common Sense Computing, un esfuerzo por revitalizar la Inteligencia Artificial desarrollando arquitecturas del conocimiento que puedan soportar muchas prestaciones de \”pensamiento humano inteligente\”. Se pretende desarrollar sistemas robustos capaces de aceptar entornos cambiantes, nuevos supuestos y problemas.

Quizás, desde el punto de vista social, el más interesante de los proyectos sea Digital Nation, que pretende utilizar diseños innovadores y nuevas tecnologías para mejorar la educación, la sanidad y el desarrollo de comunidades. Su página web enumera al equipo humano que lidera el profesor Alex Pentland, y que tiene al propio Nicholas Negroponte como miembro del comité de asesores, acompañado por el antiguo Presidente de Costa Rica, José María Figueres.

Otro proyecto que hemos visitado es e-Markets, que lidera Dan Ariely cuya página web es muy recomendable por su originalidad de acceso. El proyecto tiene tres grandes áreas de interés:

  1. Análisis de los mercados digitales emergentes.
  2. Imaginar y desarrollar nuevos mercados digitales.
  3. Contrucción y desarrollo de herramientas que permitan la creación de dichos mercados digitales.

En nuestro próximo encuentro con el MIT Media Lab les hablaremos, entre otras cosas, de la fabricación personal.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios