BAQUIA

Móviles delatores

El geoposicionamiento permite, gracias a la utilización de la tecnología GPS, localizar, cada día con mayor precisión, donde se encuentra alguien que lleve un teléfono móvil dotado de este servicio. Algo que empezó como un servicio de uso marginal, sobre todo para situaciones de alarma, se está convirtiendo en una herramienta de uso habitual para mejorar la efectividad de todo tipo de empleados que deben desplazarse por necesidades de su trabajo.

En Estados Unidos, Nextel Communications esta convirtiendo su Mobile Locator en un éxito comercial. Xora, una empresa de localización que utiliza dicha tecnología, dice disponer ya 1.600 clientes corporativos en su servicio de seguimiento a través de móvil. Por su parte, SiRF Technology, uno de los principales fabricantes de microprocesadores y tecnología para Motorola, ha conseguido elevar sus ventas desde 15 millones de dólares en 2001 hasta 73,1 millones en 2003, lo que le ha permitido salir a Bolsa el pasado mes de abril.

Esta tecnología está teniendo un gran auge promovida, entre otras cosas, por la directiva del gobierno de los EEUU dirigida a las compañías de móviles, que obliga a éstas a desarrollar sistemas que permitan localizar a cualquiera que marque en un móvil el número 911 de emergencia.

¿Tenemos derecho a saber donde come nuestro empleado, o cuánto tiempo le ha dedicado a dicha comida? El debate moral no está exento en el desarrollo de este tipo de tecnología. En Chicago, por ejemplo, 500 empleados del ayuntamiento llevan encima este tipo de móviles, aunque tuvieron que llegar a un acuerdo con los sindicatos, que sólo aceptaron el sistema una vez se demostró que los empleados podrían desconectarlo fuera de horas de trabajo y a la hora de comer.

En cualquier caso, la geolocalización avanza imparable y será capaz de desarrollar nuevos modelos de negocio que impulsen el uso de telefonía móvil aplicada.

También en Baquía:


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios