BAQUIA

MSN pretende ahora que los Tres Tenores ganen a Madonna

Parece como si haber batido el récord de visitas con la retransmisión del concierto de Madonna le hubiera sabido a poco. Apenas una semana después, MSN tiene previsto retransmitir otro concierto, aunque este de sonido más relajado y voces más sublimes. Se trata de los tres tenores (Plácido Domingo, José Carreras y Luciano Pavarotti), que actuarán en Viena el domingo 3 de diciembre en una gala que se podrá ver en directo, a partir de las 8 de la tarde, en la página web www.msn.es.

Y es que MSN no se conforma con nada. El martes pasado se propuso batir el récord de visitas en un concierto retransmitido a través de Internet, que se encontraba en manos del ex-beatle Paul McCartney. El concierto se celebró el año pasado en el mítico The Cavern y fue seguido por 3 millones de internautas. Este récord fue pisoteado por Madonna, cuyo concierto lo vieron 9 millones de internautas.

La \’ambición rubia\’ presentó al público londinense tan sólo seis canciones (30 minutos, ni una más ni uno menos), lo que supuso una decepción para todos los asistentes, pero sobre todo para los que se atrevieron a pagar en la reventa hasta 250.000 pesetas por una entrada.

Aparte de los 2.800 personas que pudieron verla en directo en la sala Brixton Academy (la mayor parte de ellos periodistas, ganadores de concursos y cantantes, como Mick Jagger o Elton John), otros 9 millones de personas pudieron seguir los contoneos de la cantante estadounidense a través de los nodos locales de MSN o desde la página de la artista (www.madonnamusic.com).

Y no todos los internautas quedaron contentos, porque al día siguiente de que se celebrara el evento comenzaron a llover las críticas a MSN. Conexión demasiado lenta, cortes en la imagen y una pésima imagen fueron las críticas más comunes.

En cualquier caso, parece extraño que Madonna eligiera Internet como canal para emitir su concierto. Y es que la cantante ha tenido alguna que otra polémica con la Red. Una de ellas se produjo poco antes de lanzar su último CD. Entonces pudo conocer de cerca qué era eso de \’la revolución Napster\’, ya que todas las canciones de su disco estaban disponibles en este sistema de intercambio de archivos musicales antes que en las tiendas.

Otro problema con el que se topó la intérprete de Like a virgin tuvo que ver con la recuperación de su dominio en Internet. Para ello se enfrentó con un pornógrafo que utilizaba el nombre de la artista como forma de vender sus productos. De este último lance Madonna salió victoriosa. Como recompensa, tal vez, decidió hacer su regalo personal a la Red y, de paso, ocupar un capitulo más del Libro Guiness de los récords.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios