BAQUIA

Napster a la carta

Si han visitado el nuevo Napster, habrán visto que tiene poco que ver con el antiguo. Dejémoslo claro: su objetivo es competir con el iTunes de Apple. Hasta ha sacado al mercado su propio reproductor para hacer la competencia al iPod de Apple. Se trata del YP-910GS, lanzando en colaboración con Samsung, un reproductor con una capacidad de 20 Gigas para almacenar hasta 5.000 canciones, y que además puede grabar y reproducir emisoras de radio FM.

Según hemos leído en un artículo de Wired Magazine que firma Katie Dean, el servicio funciona muy bien, aunque con pequeños inconvenientes que tienen que ver con el tipo de contrato de licencia que Napster tiene con cada una de las grandes distribuidoras de música. Katie se dio de alta y no tuvo ningún problema para descargar el software necesario para el acceso y gestión del amplio catálogo musical online que ofrece el servicio. Napster afirma disponer de 500.000 títulos, más que ninguna otra tienda online hasta el momento.

Napster ofrece varias modalidades de pago, principalmente la tarifa ya utilizada por iTunes de 0,99 céntimos por canción (que una vez adquirida, se puede bajar y grabar en un CD de forma completamente legal) y un servicio de suscripción, que por 10 dólares al mes permite el uso sin límites del servicio.

Una de las ventajas que Katie encunetra en el servicio nos ha llamado especialmente la atención. Al parecer, Napster ofrece recopilaciones musicoles procedentes de un gran número de emisoras de radio, organizadas por géneros musicales. Eso permite, por ejemplo, que si nos gusta el rock, podamos descubrir verdaderos diamantes que no habíamos escuchado nunca.

El uso y gestión del sistema es sencillo, y sólo tiene como inconveniente el tipo de licencias de algunas de las canciones. Con alguna frecuencia se requiere un pago adicional o existe una restricción no prevista sobre una canción concreta. A pesar de ello, el resultado final es excelente y Katie recomienda probar el sistema sin dilación.

No hemos tenido tiempo de averiguar si el sistema funciona fuera de EEUU. En el caso de Alemania, que cuenta con el servicio Popfile.de, sí lo hemos probado y nos han explicado que el servicio sólo se presta, de momento, en Alemania.

También en Baquía:


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios