BAQUIA

Napster, de nuevo en los tribunales

Napster ha encontrado en los tribunales una especie de segundo hogar. Desde hace más de un año, los responsables de la compañía de música en Internet han tenido que vérselas con el juez en numerosas ocasiones a raíz de los problemas que causó su programa de intercambio de ficheros musicales. A juicio de la Industria discográfica, su actividad infringía los derechos de autor de las obras musicales, lo que provocó el cierre de la compañía en el mes de julio.

La última visita a los tribunales se produjo el pasado lunes. Las partes enfrentadas se presentaron en un juzgado de California para exponer durante más de una hora sus alegaciones sobre el caso.

Un portavoz de Napster comentó a la salida del tribunal que su compañía había solicitado a la RIAA que concretara las canciones que debía retirar de su archivo para impedir que se atentara contra los derechos de autor. Asimismo, pidió que ambas partes se ocupara por igual de la vigilancia del programa con el fin de localizar a los usuarios que infrinjan la ley intercambiándose canciones protegidas, y que la RIAA suavizara sus exigencias sobre los temas susceptibles de intercambiarse.

El vicepresidente para asuntos legales de la RIAA comentó que espera una rápida resolución del caso, aunque la corte no estipuló una fecha concreta para dar carpetazo a un asunto que ya dura demasiados meses.