BAQUIA

¡Napster y olé!

Inmune a las bancarrotas, a la indiferencia de sus dueños y a las amenazas de la RIAA, Napster podría seguir con vida gracias a una compañía… española. El Grupo Private Media, con sede en Barcelona y actividad centrada en la pornografía, ha hecho una oferta de adquisición de los bienes del programa de música que movió los anquilosados cimientos de la Industria musical y comenzó su liquidación hace dos semanas.

La oferta es de un millón de acciones de la empresa, valoradas en 2,4 millones de dólares. Ayer, Private Media cerró su cotización en el Nasdaq con una caída de 11 centavos, dejando el valor de sus títulos en 2,41 dólares.

El director general de la compañía catalana, Charles Prast, señaló en un comunicado que la violación de los derechos de autor es un capítulo esencial en el sector del entretenimiento para adultos, al igual que en el de la música y el cine. “Comprar Napster es nuestra forma de entrar en el mercado peer-to-peer (P2P) para contenidos dirigidos a los adultos en un medio cerrado”.

“Se estima que hasta un 35% de todos los contenidos descargados de sitios P2P son para adultos, lo que conlleva significativos incrementos tanto en las infracciones de copyright como en la ausencia de control en el acceso de menores”, añadió Prast.

La intención de Private Media consistiría en utilizar la marca de Napster para ofrecer a sus usuarios la posibilidad de intercambiar contenido gratuito para adultos y algún que otro contenido de “alta calidad” de pago.

Private Media presume de contar el mayor archivo de contenido para adultos del mundo y de poseer el copyright de las obras.

Los representantes de Napster no han hecho ningún comentario de la oferta de compra.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios