BAQUIA

“Ni antes era tanto, ni ahora es tan poco como parece”

Este andaluz parlanchín de 26 años es conocido por el portal de cine en español Buscacine.com, que presentó en el primer encuentro Conector organizado por Baquía.com. Pero también es un emprendedor peleón, con capacidad suficiente como para poner en marcha solito proyectos de televisión interactiva. Además, es defensor del software libre, de la democratización de la Red y ha demostrado tener los pies en la tierra, la cabeza lo suficientemente bien amueblada como para no dejarse engañar por los cantos de sirena que le intentaron atraer en la época de bonanza.

La gente te conoce por Buscacine…

Buscacine es un proyecto que yo he desarrollado entero, desde la primera línea de código hasta la última campaña de marketing. Con Buscacine he ganado mucha experiencia y he probado multitud de cosas que luego aplico al resto de proyectos; Pero no vivo de Buscacine, hace poco cambié su diseño y metimos un servidor de vídeo, los ingresos que da por publicidad los vuelvo a invertir en la página.

¿Sólo se financia con publicidad? ¿No te planteas otras fuentes de ingresos como el cobro por contenidos, tan de moda ahora?

Se autofinancia solo desde el primer día con la publicidad que va en la página y en el boletín, con los pocos anuncios que entran cuando entran. También busco patrocinios. En cuanto a lo de cobrar por contenido no me lo he planteado. Si que pensé que si cobrara un euro al año a mis 12.000 suscriptores conseguiría muchos millones, pero es algo muy difícil de gestionar, y mientras haya gente que proporcione gratis lo que yo doy, me parece muy difícil conseguir que paguen. Los grandes portales han impulsado esta moda porque tienen una urgencia por ser rentables que yo no tengo.

¿Estás tu sólo en Buscacine? ¿Escribes también los contenidos?

No, escribo muy poquitas cosas, pero tengo unos pocos colaboradores, gente que controla mucho. Para la sección Aula de Cine hay un profesor de dirección cinematográfica del CEU de Madrid; el que escribe de bandas sonoras es el presidente de la Asociación de Bandas Sonoras y dirige la única revista que trata ese tema en España.

¿y dónde está físicamente Buscacine?

Lo tengo todo en un garaje (se ríe). Sé que va a parecer lo típico, pero es que es verdad. Lo tengo en el garaje de mi casa.

Buscacine te pilló en plena cresta de la ola, cuando todo iba a mil por hora…

Si, hace un año decían todo el rato \”¡Rápido! ¡Tienes que ser el primero antes de que lleguen otros!\” Y yo les decía que lo bueno de Internet es precisamente que haya mucha competencia. En Buscacine hay enlaces a la competencia y no pasa nada.

Supongo que en ese periodo de tiempo recibirías ofertas de compra.

De eso te puedo contar mil historias. Yo fui uno de los primeros proyectos seleccionados para el Conector, y a raíz de eso todo fue de locos. Me venían a buscar bancos de inversión con salidas a bolsa en mente cuando yo ni siquiera tenía montada una empresa. Me decían \”¿Tú cuánto quieres?\”, y si decía menos de 100 kilos no me tomaban en cuenta. Cuando me preguntaban qué haría con ellos, decía que destinaría 60 a publicidad y con el resto ya me apañaría. Hubo una empresa importante, que iba a salir a bolsa y al final se echó atrás, que no me adquirió porque al día siguiente no iba a ser titular en prensa económica. A mí, cuando me dijeron eso, me dejaron totalmente pillado, y pensé que todo esto era un cachondeo enorme. Hubo mucha gente que por una cosa u otra me dijo que no. \”¿Cuantas visitas tienes? ¿100.000? Pues vuelve cuando tengas 200.000\”. Y yo tampoco iba a dejar que metiera dinero cualquiera. Había algunos tiburones con la desfachatez de venir en plan \”Mira chavalito, te vamos a dar tantos millones; te voy a poner un local y verás que bien\”. ¡Manda cojones! Aunque para ser justos, conocí mucha gente y he conseguido experiencia y buenas relaciones de todo aquello.

Todo fue una locura. En enero de 2000, cuando pasó Conector, junto con Pepe Cervera y algunos más, recuerdo que comentábamos que este ritmo no llegaría a junio, y al final fue hasta abril. Ha pasado el pelotazo, se ha limpiado el mercado, mucha de la gente que estaba para ganar dinero rápido se ha ido y ahora queda la gente que realmente quiere aportar algo. Yo espero que la cosa vuelva a cambiar para septiembre, que la gente vuelva de vacaciones con ganas de invertir en Internet, en publicidad. Ni antes era tanto, ni ahora es tan poco como parece.

¿Te ha afectado la crisis?

No, yo sigo trabajando y haciendo mis proyectos igual. Es cierto que hay más escepticismo a la hora de hablar de Internet; muchas empresas se echan para atrás si hablas de puntocom. Pero yo sigo trabajando igual, quizás porque no me he encontrado nunca un sitio donde me digan \”toma, tienes 40 millones\”, siempre se barajan pequeños presupuestos, y siempre se acaban sacando adelante.

Además de Buscacine, también estás metido en proyectos de televisión interactiva.

Sí, profesionalmente me dedico a montar proyectos por mi cuenta, sobre todo orientados a televisión interactiva. Mis últimos proyectos han sido con televisiones locales; les he adaptado la empresa para que ponga en funcionamiento un portal de Internet con los mismos recursos que tienen, sin necesidad de traer a nadie de fuera. También estoy yo sólo, pero he desarrollado con varias personas un programa de gestión editorial en Pearl (un lenguaje de programación) adaptado a lo que creemos que hace falta.

Ahora estoy pendiente de que me acepten un presupuesto para una cadena importante, de las primeras locales que existieron en España, y les ha gustado la propuesta que les he presentado.

¿Y cuál ha sido tu último proyecto?

El último fue Ondaluz, la televisión regional de Cádiz que empezó en noviembre. Fue de las primeras televisiones en empezar a emitir contenidos en Internet y en emplear el dominio .tv, el famoso Tuvalu. Estuve 5 meses con ellos montando el proyecto hasta que vi que funcionaba bien

Lo importante era coordinar a la empresa para encajar Internet dentro de su estructura. Yo me he reunido con el redactor, para decirle que ponga un titular para Internet cuando escriba la noticia para la tele; con comerciales para explicarles cómo funciona y cómo se vende un banner, y que cuando vendan paquetes convencionales para la televisión tengan en cuenta el portal… Lo difícil en las teles es eso, que todos los departamentos ya existentes funcionen teniendo en cuenta la Red.

Precisamente lo que ha fallado en muchas televisiones por Internet es que cogen y contratan a 40 personas y las ponen a trabajar separadamente. Yo creo que no se trata de eso. Que lo que hay que hacer es incorporar Internet con los medios que tiene la empresa, con una o dos personas nuevas como mucho. En Ondaluz sólo tienen ahora a una persona a jornada completa dedicada al portal, un periodista por si hay que editar algo, que coge las cintas, las convierte a Real Vídeo y las sube al servidor junto a las fotos y los textos, y así se va actualizando la página.

Pero hay que ser consciente de que por muchos proyectos que existan, por mucho que se apueste por la televisión en Internet, ahora mismo está en la fase del cinexin. Tenemos una calidad de juguete, pero eso no quita que no se deba seguir jugando y probando. Si metes un vídeo de 10 minutos y ves que no funciona, pues lo cortas a 5. Otro freno es la calidad de las conexiones. ¿Cuánta gente hay con ADSL o con cable? Cuatro gatos. O la tarifa plana, llevamos años con ella y somos de los últimos de Europa. ¿Cuántos portales de Internet de televisión están funcionando ahora? Ninguno.

¿Eres consciente de que lo mismo que has hecho para Ondaluz, a otras televisiones les ha costado un dineral?

Conozco gente que trabaja en consultoras y sé como funcionan, como saben vender la burra, y no va conmigo. Si una empresa necesita ir a 60 por hora, no tiene porqué comprarse un Ferrari. Es un problema de administración de recursos, es muy bonito decir que se está tirando la casa por la ventana, y después no funciona. Un ejemplo es Broadvision, que vale un dineral y luego no sirve para nada. ¡Eso en Pearl se hace mejor y es más barato, hombre!

¿Y cómo has aprendido todo eso?

Yo estudié ingeniería técnica industrial en Huelva y estudio ahora graduado multimedia en la UOC. Lo de la formación ya tengo asimilado que es algo para siempre, cuando acabe con la UOC me liaré con otra cosa. Pero soy autodidacta, todos los conocimientos que tengo de Internet los conseguí gracias a pasar muchas horas ante la pantalla.

¿Crees que esa manera de hacer las cosas tiene que ver con vivir en Madrid o en Barcelona, o ser una empresa de provincias?

Hombre, yo creo que más que de mentalidad es un problema de presupuestos. Si no tienes dinero para contratar a unos consultores, cogerás a una empresa local que sepa hacer estos proyectos. Yo conozco varias empresas de provincias que funcionan muy bien. La otra opción es contratar a alguien como yo.

Tengo entendido que además de Buscacine y de tus proyectos como \’free lance\’, estás metido en otros asuntos muy diferentes como el Movimiento por una Internet Libre.

Fui uno de los que impulsó el MIL, sólo que ahora no puedo dedicarle tiempo y me he desvinculado. Estuve en Centenera, viendo lo que se hacía, y algunas cosas me gustaron y otras no, pero saqué como conclusión que llevamos 4 o 5 años de retraso respecto a Estados Unidos, porque lo que está pasando ahora aquí es lo mismo que sucedió allí con la Digital Millenniun Copyright Act. Vi el desconocimiento total de Internet por parte de los políticos, de los sindicatos y de los medios de comunicación, con pocas honrosas excepciones. Muchos no habían leído la LSSI, otros decían que no sabían lo que era, otros decían que no pasaba nada, que es como la Ley de extranjería y nunca se va a aprobar. También vi el miedo que le tienen a la Red: la esencia de Internet es el caos, que cualquiera pueda convertirse en editor, y eso les asusta mucho.

Pero no son sólo los políticos y los medios de comunicación los que desconocen y temen a la Red…

Es cierto, uno está tan metido en el ordenador que desconecta del mundo. Viene bien salir y ver que aún estamos en pañales, que para la gente Internet es eso que da la televisión y piensa que no hay nada más que pedófilos, y las guarrerías y tonterías que enseñan en Crónicas Marcianas. Y vienen y les hablan de cosas como la LSSI y dicen \”¡Olé, que la aprueben!\”.

Antes has hablado de Pearl, ¿eres también un defensor del software libre?

Si, el servidor de Buscacine está todo en software libre. Y es cuestión tanto de ahorro como de filosofía. Tal como está el panorama hay que apostar por el software libre, que es lo que va a permitir la democratización de Internet. Si todo funciona con sistemas cerrados que sólo conocen tres o cuatro elegidos, estaremos en una dictadura del código. Con la estrategia .Net, con Windows XP, con la apertura de parte de su código, incluso Microsoft está cambiando de filosofía y mostrando que el negocio ya no es vender el software.

Veo que te apasionan estos temas.

A mí, lo que me apasiona es Internet. Hay muchas cosas que me hacen dar golpes en la mesa y decir esto no puede ser así. Un tema que clama al cielo, por poner un ejemplo, es la SGAE, que me quiere cobrar 60.000 pesetas al mes en concepto de derechos de autor por los trailers de las películas, cuando muchos son norteamericanos y cuando las mismas distribuidoras me dicen que eso es un producto promocional que ellas hacen para que aparezca en cuantos más medios mejor. ¡Si el que debería cobrarles a las distribuidoras en todo caso sería yo! Pero lo que es aún peor: para emitirlos necesito una licencia de comunicación pública. La cosa esta muy chunga. ¿Eso significa que cuando se extienda la banda ancha, y las páginas web, en vez de dar texto, den casi todas vídeo, van a tener que pagar a la SGAE? Eso no puede ser así.

¿Y qué has hecho?

De momento tengo que poner enlaces a las páginas norteamericanas donde están alojados los trailers. ¿Así es como se democratiza la cultura en Internet? ¿Así apostamos por el contenido en español en la Red? Lo que consiguen de esa manera es que te compense montarte la página en Estados Unidos.

Pero tú no sólo no te vas a Estados Unidos, sino que ni siquiera vas a Madrid.

Sí, la gente me dice \”¿A ti en Jerez te considerarán un bicho raro?\” Y lo cierto es que he recibido un montón de propuestas para trabajar en Madrid, pero estamos a un tiro de AVE y voy con el portátil a todos lados. ¿Qué mas da que esté en Madrid, en Santiago o en Jerez? Yo lo que quiero es calidad de vida.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios