BAQUIA

Ninguna medicina remedia la muerte de Dr. Koop

La crisis puntocom se ha llevado por delante a otra de las compañías emblemáticas de Internet: el proveedor de noticias sobre salud Dr. Koop LifeCare, que cancelará sus operaciones y liquidará sus bienes después de que todos los intentos por obtener financiación adicional se saldaran con un fracaso absoluto. \”Las actuales condiciones financieras impedían seguir operando con normalidad en un entorno cada vez más incierto\”, se lamentó la empresa en un comunicado.

El camino hasta la muerte de Dr. Koop se realizará bajo el amparo del capítulo 7, de protección en caso de bancarrota. Todos los inversores que hayan depositado sus dólares en el proyecto recibirán las migajas que se obtengan tras la venta de los bienes de la firma con sede en Santa Monica(California). Situación bien diferente sufrirán los accionistas, que por mucho que se rasquen el bolsillo no van a encontrar un sólo centavo.

Dr. Koop LifeCare se constituyó en 1998 después de que Everett Koop pudiera plasmar en una pantalla de ordenador su proyecto de noticias sobre salud. Los diez minutos de gloria de la compañía se produjeron el día antes de que saliera bolsa. En plena burbuja de Internet, sus acciones se dispararon hasta los 45 dólares. La bonanza duró poco tiempo. La crisis se cebaba con la mayor parte de las puntocom, una contrariedad que dejó muy tocada a Dr. Koop. Ante esta situación, los responsables de la empresa decidieron mezclar información con venta de productos farmacéuticos. Ni por esas. El último intento por salvarse de la muerte fue la comercialización de vitaminas y productos de herboristería. Tampoco funcionó.