BAQUIA

No me enterrarán sin mi móvil

Estudios recientes indican que una nueva tendencia está llevando a que más gente pida que se la entierre, entre otras cosas, con sus teléfonos móviles. Según Martin Raymond, director del instituto El Laboratorio del Futuro -dedicado a rastrear tendencias de comportamiento-, este hábito se está extendiendo por todo el mundo.

Aunque la moda empezó en Sudáfrica, se ha extendido a países como Irlanda, Australia, Ghana y hasta los propios EEUU. En el caso de Sudáfrica, los primeros casos parecen haber estado asociados a creencias de brujería.

Según esta teoría, muchas personas cercanas a la muerte temían caer en estado catatónico y ser enterradas por equivocación, y pensaban que un móvil dentro del ataúd podría salvarles la vida.

Pero en Australia, según Raymond, esta nueva moda tiene que ver más con el estilo. En ese país hay gente que quiere ser enterrada con los objetos que representan su vida. \”Nos encontramos un tipo que pidió ser enterrado con su teléfono móvil, con su organizador personal digital, un Blackberry y su ordenador\”, afirma el experto.

En otros casos, el teléfono se pone dentro del féretro junto con joyería, trajes caros y relojes de oro. En realidad, la práctica de ser enterrado con bienes personales se remonta a la época faraónica en el antiguo Egipto y son muchas las culturas, incluidas las de América, donde era habitual.

Entonces se pensaba que los objetos con los que enterraban a las personas les serían útiles en el más allá. Pero lo que ocurre en nuestro tiempo se explica porque cada vez más personas quieren ser enterradas con cosas que las definieron mientras estaban vivas.

Algunos han llegado a llevar sus móviles hasta la cámara de cremación. Raymond dice que esto sucedía porque \”cuando expones la pila de un teléfono a altas temperaturas, explota\”. Ahora se ha llegado a un acuerdo: poner el móvil dentro de la urna con las cenizas.

En otro caso, una agencia funeraria decidió añadir un paquete extra de pilas en el ataúd … En caso de que la persona muerta despertara mucho más tarde y se diera cuenta de que se le había acabado la batería.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios