BAQUIA

Nokia defenestra a otros 900

Los fabricantes de móviles continúan con su particular via crucis para adaptarse a la nueva realidad del mercado. Las ventas de teléfonos móviles descendieron en 2001 por primera vez en la historia, y todavía no se han recuperado. Eso unido a la crisis global del sector de las telecomunicaciones ha llevado a los fabricantes de móviles a reorganizar sus empresas para pulir gastos.

Pero el frente de Nokia no está ahora en los terminales móviles. El fabricante finlandés va a eliminar otros 900 puestos de trabajo de su división de redes, el 4,7% de los 19.000 empleados con los que cuenta esta unidad en todo el mundo. No es la primera ocasión en que esta misma división de ve afectada por reajustes de plantilla, debido a la caída en la demanda de equipos de redes inalámbricos. Los despidos se completarán a final de año, afectando a pequeños grupo de varios países, hasta un límete de unos 100 en los lugares donde tiene mayor presencia.

La decisión de Nokia se produce poco después de anunciar la rebaja de sus beneficios por primera vez en siete años y de corroborar recientemente que el futuro es aciago con una nueva rebaja de sus previsiones.

A pesar de que en las oficinas de Nokia no corre estos días el champán, no tiene nada que envidiar a rivales como Ericsson (Suecia) o Motorola (EEUU), cuyos recortes de plantilla ya han afectado a más de 50.000 trabajadores (a finales de 2000 Nokia contaba con 60.000 empleados, 13.000 más que en junio pasado). De hecho, la empresa nórdica aumentó sus beneficios en un 46% en el segundo trimestre, gracias al buen comportamiento de su unidad de teléfonos móviles. Sin embargo, las ventas de equipos para redes cayeron un 22%, hasta los 1.470 millones de dólares, y la compañía advirtió que lo peor no había pasado.

  • Más en Yahoo!/ Dow Jones Business News


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios