BAQUIA

Novell dejará en la calle a 1.400 empleados

La nefasta coyuntura por la que tienen que transitar las empresas de nuevas tecnologías está provocando que a un buen número de ellas no les quede más remedio que poner las cartas encima del tapete. Lo que muestra la baraja no puede ser más desalentador: despidos, despidos y más despidos. El último en subirse al carro ha sido el fabricante de software Novell, firma que ha decidido reducir su plantilla en un 19%. Esta medida, que afectará a 1.400 de los 6.000 trabajadores de la empresa, se toma con la intención de que la rentabilidad vuelva a ser la nota dominante en la cuenta de resultados. Según datos proporcionados por la propia firma estadounidense, esta drástica decisión permitirá ahorrar 200 millones de dólares al año. \”Novell está respondiendo a la crisis global que está viviendo el sector de las tecnologías de la información\”, se justificó la compañía en un comunicado en el que también pronostica su recuperación en 2002.

Novell aprovechó la situación para atemperar los ánimos de los accionistas. Con este objetivo comunicó que los resultados pro forma correspondientes al cuarto trimestre fiscal estarán en consonancia con lo previsto por los expertos. Los ingresos rondarán los 306 millones de dólares, lo que generará un beneficio por acción de un centavo. Habrá que esperar que estas cifras se mantengan el 28 de noviembre, día elegido por proveedor de software para servicios de Internet para hacer públicos los resultados del cuarto trimestre.