BAQUIA

Nuevas restricciones para los cibercafés en China

Las autoridades chinas han vuelto a las andadas censoras. Como si la normativa que pesa sobre Internet, y más concretamente sobre los cibercafés, no fuera ya suficientemente restrictiva, ahora acaban de presentar una nueva serie de medidas que entrarán en vigor a mediados del próximo mes y que hará aún más difícil la libre navegación a sus ciudadanos.

Según informa la agencia de noticias Xinhua, entre otras cosas, estará prohibida la entrada de los menores de 16 años en los cibercafés, estos establecimientos no podrán estar situados cerca de las escuelas, no podrán estar abiertos después de medianoche o antes de las ocho de la mañana, no se podrá fumar en su interior ni podrán medir menos de 38 metros cuadrados. Por supuesto, aquellos que naveguen en cafés de Internet no podrán llevar a cabo actividades ilegales, como consultar pornografía o información subversiva.

Aquellos cibercafés que transgredan estas nuevas normas podrán encontrarse ante multas de 1.800 dólares y perder sus licencias. Y no es algo como para tomarse a la ligera: en el último año China cerró casi 17.500 cibercafés por considerar que no habían bloqueado con efectividad los sitios considerados subversivos.

Toda esta cruzada del gobierno chino por controlar el acceso a Internet de sus ciudadanos viene de viejo, y responde a un intento de preservar por todos los medios el status quo del sistema y evitar por encima de todo que Internet contribuya a aglutinar o fomentar la disidencia política.

Por otra parte, en Vietnam, otro país en el que el control de la Red está al orden del día y por motivos similares, también se han establecido nuevas reglas según las cuales aquellas empresas y organizaciones que deseen tener una página en Internet deberán pedir el permiso pertinente a las autoridades de este país.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios