BAQUIA

Nueve estados se oponen a ratificar el acuerdo con Microsoft

Como en el cuento de nunca acabar, sobre el caso Microsoft parece imposible colocar el punto y final. A pesar de que el Departamento de Justicia de Estados Unidos había solicitado a los 18 estados demandantes que \”por el bien del interés público\” otorgaran el visto bueno al acuerdo extrajudicial alcanzado entre la compañía de Bill Gates y el Gobierno la semana pasada, nueve de los 18 estados se han opuesto a acatar la propuesta.

Con la decisión adoptada, el proceso judicial de Microsoft se bifurca. Por una lado, los nueve estados que se han manifestado en contra pueden seguir litigando hasta el aburrimiento. Por otro, se podría ignorar la opinión de los representantes rebeldes y delegar la decisión final en la juez Kollar-Kotelli, última encargada de ratificar las sanciones. La pelota se encuentra ahora en el tejado de la juez.

A lo largo de toda la mañana del lunes se veía venir que el cierre del caso iba por mal camino. Desde primera hora comenzó a filtrarse el disgusto de varios representantes de los estados, que requerían diversas modificaciones en el acuerdo. El primero en descolgarse fue el representante de Massachusetts, Tom Reilly, quien aseguraba que ni él ni otro número sin determinar de estados estaban dispuestos a aceptar la propuesta. A su juicio, el documento presentado la semana pasada está plagado de \”excepciones\” cuyo beneficiario único era Microsoft.