BAQUIA

Nuevo fraude con las subastas online como herramienta

Thomas F. Reilly, fiscal general de Massachusetts, ha acusado a Teresa Smith, responsable de una empresa de su mismo estado, de uno de los principales casos de fraude por subastas de Internet que se conocen. Se le acusa de vender el pasado veranos computadoras de la marca Apple por valor a 750.000 dólares, máquinas que en realidad nunca existieron, a unas 270 personas de todo el país empleando dos conocidos sitios de subastas online.

Smith ofreció un producto que no tenía en su poder, facilitó fechas de entrega, mintió a sus clientes al decir que las computadoras personales habían sido enviadas, y luego tampoco les devolvió el dinero que habían pagado.

La mayor parte de las transacciones fraudulentas tuvieron lugar en eBay, pero también picaron algunos usuarios de Auction Works. Mucho les va a costar a los sitios de subastas (y eso que lo intentan en numerosas ocasiones) quitarse de encima el sambenito de ser el paraíso de los fraudes online, si siguen produciéndose casos así.

Kevin Purseglove, portavoz de Bay, ha salido para recordar que los fraudes en su compañía (la principal del sector con 36 millones de transacciones diaria) son muy extraños. Purseglove ha asegurado que su empresa actúa como un simple intermediario, y que la responsabilidad de completar la operación depende siempre del vendedor y del comprador.

Precisamente hace apenas unos días, eBay fue que declarado inocente por segunda vez en un caso de fraude. Un tribunal de apelaciones de California confirmó una sentencia anterior que determinó que eBay no era culpable por la venta de artículos deportivos falsos en sus subastas. La denuncia, de hace dos años, vino por parte de un grupo de clientes de eBay que aseguraba que la compañía conocía la venta de mercancía fraudulenta pero no hacía nada para detener la práctica.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios