BAQUIA

Nuevo soporte publicitario para las puntocom: Vientres de embarazadas

La inventiva a la hora de comercializar no conoce límites en EEUU. Hay ya mujeres embarazadas que ofrecen sus vientres como espacio publicitario al mejor postor en la Red, informa la agencia Efe. Algunas empresas puntocom, como un proveedor de espacios webs o un conocido casino online, se han lanzado a patrocinar embarazos y partos a jóvenes en aquel país.

Como si se tratase de un espectáculo teatral o un encuentro deportivo, el parto de Asia Francis, una mujer de 21 años de San Luis, estuvo patrocinado por Globat.com, una compañía con sede en Los Ángeles dedicada a albergar páginas web.

Cuando la joven dio a luz a una niña el pasado 17 de marzo, lo hizo en una habitación donde hasta la almohada tenía el logotipo de la empresa, por no hablar de las camisetas de sus acompañantes y la de la propia Francis, quien se desplazó al centro hospitalario en un coche empapelado con publicidad de Globat.com.

El parto se grabó con una cámara de vídeo y varios fragmentos del acontecimiento pronto estarán a disposición de la empresa —y de los internautas— en la Red.

Todo ello a cambio de 1.000 dólares, la cantidad que resultó ganadora en la puja en eBay, donde Francis, una madre soltera que vive con sus padres, había colocado un anuncio tiempo atrás. Francis utilizó esta cantidad para pagar varias letras de su coche y otros gastos relacionados con el cuidado de su hija, Samiah Wynn Francis.

La joven asegura que su hija \”estará orgullosa en el futuro. Qué mejor manera de hacer saber al mundo lo contentos que estamos que compartiéndolo con Globat.com\”. Bueno, o con quien más pague, claro…

Esta fue, de hecho, la segunda compañía que participó en el embarazo de Francis. Desde noviembre hasta enero, la joven llevó en su vientre la publicidad de Golden Palace, un casino online que opera desde Canadá y que con anterioridad ya trató de llamar la atención por sus peculiares iniciativas.

Golden Palace también alquiló los vientres de otras madres para insertar su publicidad, entre ellos los de tres hermanas de Florida que dieron a luz a sus respectivos retoños con sólo un mes de diferencia entre ellos.

El casino fue el patrocinador del parto de Amber Rainey, una mujer de Carolina del Sur que, al igual que Francis, antes de dar a luz había subastado un espacio en su barriga mediante un anuncio en Internet en el que indicaba que la gente \”no puede evitar mirar el abdomen de las mujeres embarazadas\”.

Globat.com, no obstante, va más allá de las mujeres embarazadas. La empresa, que asegura tener 75.000 clientes en todo el mundo, se propone hacer publicidad de sus servicios pagando por un acontecimiento extraordinario en cada estado del país, y de momento ya ha conseguido llevar su nombre a los lugares más insospechados por medio de la campaña Desafiando a la gravedad.

Mark Greenlaw, un residente en Biddeford y padre de tres hijos, se tatuó el nombre de la compañía en la nuca a principios de este año y, en una decisión bastante menos dolorosa, Jessica Gerdmann, de Wisconsin, accedió a cortarse el pelo por primera vez en veinte años en otra puja en eBay.

En la carrera por lo más absurdo compite la compra del cuerpecillo de una mosca de 131 años que también fue a parar a las oficinas de Globat.com tras salir a subasta el mes pasado. Pero nada, claro, como un parto. \”La oportunidad de patrocinar el nacimiento de un niño era demasiado interesante como para dejarla escapar\”, dijo Ben R. Neumann, presidente de la empresa.

Una oportunidad que, en opinión de otras mujeres, es degradante y se aprovecha de la ingenuidad de algunas madres y la vulnerabilidad de sus bebés. \”Es una forma de prostitución que, además, involucra a un bebé\”, señala Aurora Collantes, una maestra de español en Mountain View que dio a luz hace un mes a su primer hijo, Yeray.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios