BAQUIA

Opera estrena la versión 7.0

Opera mantiene viva la llama en la guerra de los navegadores. Desde 1990 no ha tirado la toalla a pesar de mantener una ínfima porción de mercado, dominado con autoridad por el Explorer de Microsoft. Los noruegos lanzan ahora una nueva versión con la que confían ganarse el favor del público.

Opera 7.0 es más pequeño y rápido que las versiones anteriores y constituye una completa remodelación del browser, según el comunicado difundido por la empresa de Oslo. Además de prometer una descarga de páginas rápida, el 7.0 soporta una amplia variedad de estándares de la Web. Uno de los grandes problemas de este navegador, además de que la aplastante supremacía de Microsoft apenas le dejaba asomarse al mercado, era que no era compatible con nuevos lenguajes y aplicaciones que iban surgiendo en la Red, cuestión que ha ido mejorando con cada versión.

El corazón del nuevo browser de Opera es un motor que interpreta y maneja sin dificultad estándares establecidos y en desarrollo, como Document Object Model Level 2 (DOM2), Cascading Style Sheets Level 2 (CSS2), HTML (HyperText Markup Language) 4.01. Otra novedad es la tecnología Small Screen Rendering (SSR), que permitirá a los desarrolladores comprobar cómo quedaría la página web en la pantalla de un dispositivo de mano, como las PDAs. Recientemente, Opera aseguró haber resuelto los problemas para leer con comodidad complicadas páginas web en pequeñas pantallas, cosa de lo que jamás fue capaz WAP.

Además de su evidente apuesta por los pequeños dispositivos que se irán abriendo paso como alternativa al PC para acceder a la Red, Opera continúa ofreciendo diversas funciones únicas realmente atractivas, como el zoom o la posibilidad de tener varias páginas abiertas a la vez y navegar por medio de pestañas. El 7.0 permite incluso rechazar los pop-ups.

Según los últimos datos de OneStat, casi el 95% de los internautas utiliza alguna versión de Internet Explorer, lo que deja a Netscape un escaso 3% y a Opera un 0,9%. La compañía sueca confía en sacar partido de la creciente popularidad de Linux. Opera ya tiene una pequeña legión de seguidores en la comunidad open source (que huyen de todo lo que huele a Microsoft) y está realizando nuevos esfuerzos para incrementar su compatibilidad con diferentes distribuciones Linux y Unix.

Como en anteriores versiones, existe un Opera gratuito y otro que se adquiere por 99 dólares y elimina la publicidad. De momento, la primera versión beta del 7.0 (7.0b1) no está disponible en español, idioma que se ha quedado en la 6.05.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios