BAQUIA

Operación Triunfo en Gijón, crónica desde el encuentro i-negozi@ 2002

Tuve el placer de asistir el jueves 25 de abril, en calidad de participante emprendedor, aspirante al triunfo y creo que único foráneo, al casting Organizado por el Ayuntamiento de Gijón para dar a conocer nuevas promesas e-mprendedoras a los inversores españoles. El i-negozi@ 2002.

Y digo placer porque los de la academia: la organización, los organizadores, así como los compañeros aspirantes –en su mayoría locales- han estado a la altura, personal y profesionalmente. El clima ha sido cordial y de colaboración, asistido por numeroso personal amablemente dispuesto a resolver cualquier duda y facilitar toda la información disponible, contactos, etc.. Gracias Asturias. Gracias a todos.

Tengo que decir que allí he escuchado buenas voces, realmente sólidas y viables, algunas ya en fase inicial de comercialización o en vías de estar online, pero que lamentablemente no tienen la difusión óptima para conseguir la financiación que posibilitaría un éxito comercial más que probable en todo el Estado al quedarse retenidos en el Principado por la imponente masa de los Picos de Europa. ¿Barrera real o mental? ¿De dentro a fuera o de fuera a dentro?

He podido constatar cómo muchos aspirantes desconocen los recursos de los que disponemos por ejemplo en Madrid y Barcelona –aunque de poco nos sirven a los que vivimos al calor de El Foro- y por razones diversas tienen que limitarse a buscar entre los cuantitativa y cualitativamente (por su capacidad de inversión) escasos mecenas locales o autonómicos para continuar un desarrollo que permitiría hacer de sus proyectos y empresas auténticas referencias en sus respectivos sectores.

A pesar de los esfuerzos privados e institucionales se observa un claro –y afectuosamente bien entendido- provincianismo forzoso a consecuencia de un aislamiento evidente de los importantes núcleos de actividad económica del Estado. Supongo que en el resto de \”las provincias\” pasará algo parecido. Es una injusta y difícil realidad vista desde fuera. No sólo lo árabes se toparon con las enormes barreras naturales; parece ser que la incomodidad del trayecto en coche por una carretera incómoda y mal conservada aunque con un paisaje sencillamente sublime, impide también el acceso a los buscadores de negocios de grupos inversores multinacionales y nacionales. ¿Miedo a volar?

Lamentable. Mejor, con mayúsculas: LAMENTABLE. No se me ocurre ninguna otra forma más prudente para calificar la impresentable ausencia de observadores de los grupos de inversión que todos conocemos. Por allí no apareció nadie de los que debían haber estado y habían sido invitados por la organización, como siempre con un par de honrosas excepciones. No exagero, UN PAR. Pasamos prácticamente todo el rato explicando nuestros proyectos a los demás emprendedores, a la organización y a un grupo de simpáticos estudiantes de la Facultad de Económicas de Gijón. No nos estaban esperando a las puertas de la academia los inversores, como a Rosa, Bisbal, Bustamante y compañía, pero me quedó un agradable sabor de boca gracias a la gentileza de los asturianos.

En el único evento de estas características que se celebra en todo el país no había representación de los grandes bancos más que a escala local y provincial y tampoco de grupos de esos que se denominan de Capital Riesgo, alguno de los cuales –incluso- llevan el término \”Internet\” en su denominación, por no hablar de los que se vanaglorian en multimillonarios anuncios en TV de su participación en proyectos de Nuevas Tecnologías. No tienen excusa, debían haber acudido siquiera por gentileza y por dignificar el nombre de sus empresas.

Es digna del mayor elogio como modelo a seguir, máxime en los tiempos que corren, la implicación de José Mª Pérez López, Concejal de economía del Ayuntamiento de Gijón y de Joaquín Miranda, Jefe de promoción económica y desarrollo empresarial, además del resto del personal de la Organización y del Ayuntamiento. Apoyaron el evento con su presencia: Humberto Moyano de la Autoridad Portuaria de Gijón, Emilio Miralles y Ricardo Madrigal en representación del Gobierno Autonómico y la Cámara de Comercio de Gijón respectivamente.

Acudimos al casting 72 aspirantes, algunos de los cuales (veinticuatro) disfrutamos de un pequeño stand con conexión a Internet para exhibir nuestras habilidades, otros o no pudieron o no quisieron mostrarse. Tuvimos un share de ¡¡ 46¡! observadores (amables curiosos) y 34 de los 59 inscritos como posibles interesados en apoyar económicamente a las futuras estrellas.

Es obligado agradecer y elogiar a los que se tomaron la molestia de estar presentes, aunque sólo fuera para figurar. Espero que los que no se dignaron se remuevan incómodos en sus ergonómicos sillones de ejecutivo y se sientan por lo menos un poco señalados con el dedo.

Quizá demasiadas viejas glorias de la e-canción necesiten ser relevadas antes de que los escándalos financieros les hagan salir por la puerta de atrás a cantar a coro \”El Rock de la Cárcel\” en su particular Festival de Eurovisión. El flujo de ascenso de las nuevas promesas está interrumpido en algún sitio. Y estamos hablando de trabajo y riqueza para el país, nada menos.

Todavía hay quien dice que en las empresas de Capital Riesgo de España sobra dinero y ganas de invertir y lo que faltan son proyectos serios y bien presentados. Vamos, que te vuelvas al andamio, Bustamante.

¡PUXA, ASTURIES!

 

 


Santiago Fernández Barrero es un emprendedor candidato a entrar en la academia, con muy buena voz y mucho empeño, eso sí, y director del Proyecto inédito de e-learning PUEDESMAS en colaboración con Miguel Ángel García-Ortega, manager del Portal para Multimedia 3Dup.com

Temas relacionados:
  • i-negozi@
  • Operación Triunfo en Baquía.com
  • ¿Operación triunfo? (y II) en Baquía.com

  • Compartir en :


    Noticias relacionadas

    Recomendamos




    Comentarios