BAQUIA

Ordenador y ¡acción!

No es recomendable tomar el comportamiento del internauta español como ejemplo a seguir, por lo menos en lo que a las compras en Internet se refiere. El comercio electrónico en España no termina de despuntar, y eso se debe a que no acaba de prender la idea de que con un ordenador, una conexión a Internet y unos cuantos billetes en el banco ya se tiene todo lo imprescindible para convertirse en un e-comprador.

Eso sí, cuando el español accede a una cibertienda, muestra unos hábitos bastante similares a sus vecinos europeos: los productos más adquiridos son música (24,8%), libros (21%), reservas de viaje (16,3%) y software (9,9%), según subraya un informe realizado por la Asociación Española de Comercio Electrónico. El resto corresponden a electrónica (9,6%), compra doméstica (8,7%) y ocio (8,2%). En este último 8,2%, es donde puede enmarcarse la venta de películas y DVDs.

Pocos ponen en duda que el cine es y seguirá siendo uno de los principales canales de entretenimiento para la gente, si no el mayor. Por eso, es ahí donde los grandes almacenes El Corte Inglés van a echar el resto. Con El sitio del cine tratarán de hacerse con una cuota de mercado que no es que no esté saturada, es que permanece prácticamente virgen. Y el hecho de que sea El Corte Inglés es algo como para tener en cuenta. Cuando este elefante se mueve el terreno que pisa como mínimo tiembla; es cierto que ahora sólo se ha incorporado, pero ya se empieza a percibir que tiene ganas de ponerse a andar.

Empieza la película

La intención de este gigante del comercio español es la de convertirse en el \”mayor escaparate de venta de vídeos y DVD del mercado español en Internet\”, para lo que han creado \”un canal donde informarse y comprar los últimos estrenos y grandes clásicos\”. Y va camino de ello. Para empezar dispone de un fondo compuesto por más de 10.000 títulos que se han clasificado en las categorías convenientes (ciencia ficción, cine español, documentales, etcétera) con el fin de ayudar al usuario en su exploración.

La colección de títulos abarca desde lo más reciente (Gladiator se ha lanzado en todo el mundo en formato VHS el día 4 de abril), pasando por obras conocidas pero a las se debe quitar el polvo y otras cuya localización es una tarea más compleja que la de descifrar el verdadero rostro de Jesús.

Pero si se quiere lanzar como un poseso a completar su videoteca particular mejor es que espere unos meses, tiempo que en teoría debe pasar para que la página funcione correctamente. Porque si a día de hoy se pone a buscar títulos de la historia del séptimo arte se puede dar de frente con el fracaso más absoluto.

Si se intenta afinar un poco en la búsqueda, por ejemplo solicitando El fantasma y la señora Muir (comedia dirigida por un clásico como Joseph L.Mankiewicz que, entre otras, también se encargó de Cleopatra, Eva al desnudo o La huella), tendrá que leer que \”con los datos que nos has aportado, la búsqueda solicitada no ha obtenido ningún resultado, puedes intentarlo de nuevo introduciendo nuevos datos\”. Nada. Por mucho que se aporte más información la película no se encuentra disponible.

Para conocer un poco más

El Sitio del Cine no se limita a reproducir la carátula del vídeo o el DVD que se quiera solicitar, sino que además incluye un breve resumen de cada cinta con sinopsis, ficha técnica, duración y comentarios realizados por otros internautas. Una de los principales valores añadidos que incorpora este servicio y que los responsables de la empresa trataron de transmitir fue el de la posibilidad de ver un trailer del filme antes de cerrar la compra.

Por lo demás, poco más ofrece este nuevo servicio de El Corte Ingles que no tengan el resto de las compañías que ejercen de competencia directa, como los sitios web de Fnac, Crisol o Submarino. Su amplia oferta de títulos es su principal pilar, algo que tampoco resulta demasiado complejo de conseguir en una compañía que en el ejercicio 1999-2000 obtuvo una facturación consolidada de 1,61 billones de pesetas y un beneficio neto a 60.572 millones. Con estas cifras da como para disponer de esas 10.000 películas y muchas más.

Los internautas que se conecten a esta página y además sean clientes habituales de estos grandes almacenes tienen la posibilidad de pagar con la tarjeta de compra del Corte Inglés, un método que para sus responsables es más sencillo ya que \”no se facilita ningún número secreto\”. Aun así, estos reconocieron que la mayor parte de sus clientes se decantan por el pago con tarjeta, demostrando que el eterno temor a pagar con plástico en vez de con billetes es infundado. Si al comprador le entran sudores a la hora de teclear su número de cuenta siempre tiene la posibilidad de pagar contra reembolso.

Los responsables de este nodo han considerado que plazo de entrega de los pedidos oscilará entre las 48 horas si la solicitud proviene de Madrid y entre cuatro y cinco días si se realiza desde cualquier otro punto de España, \”no importa si es en Toledo o en las Palma de Gran Canarias\”, remarcó Ricardo Gaizueta, director de Comercio Electrónico de la compañía. Los costes por el transporte serán de 495 pesetas.

Para la logística, una cuestión que ha provocado más de un quebradero de cabeza a sitios web parecidos, se dispone de un contrato firmado con Servipack; pero la agencia no será la única responsable de que los encargos lleguen a los compradores de forma correcta. El Corte Inglés también posee una flota compuesta de camiones que se encarga de transportar los pedidos. Se trata de una forma de optimizar costes, ya que son los mismos que llevan los pedidos a los consumidores de sus tiendas de ladrillo. Se aplicarán las últimas tecnologías en distribución, sistema de gestión, nuevas estrategias de marketing y comunicación y en la \”plena integración con los proveedores, lo que permite realizar campañas de promoción a precios agresivos y estar permanentemente informados de nuevos lanzamientos de cine\”, señaló Gaizueta.

Y es que El Corte Inglés dispone de una infraestructura que para sí quisieran muchas compañías que operan en Internet. Por eso a nadie le extraña que, como señaló Gaizueta, la empresa ya haya rentabilizado su inversión en la Red, ya que, a diferencia de la mayoría, no partían de la nada. Según afirmaron los responsables de los grandes almacenes sólo el año pasado facturaron 1.500 millones de pesetas en la Red, una cifra por encima de la cota que se habían marcado a principios de 2000. Esta cifra la tenía muy clara, cosa que no sucedió cuando se le preguntó la inversión que se había destinado a los negocios en Internet o las previsiones de crecimiento para este año. La cabeza juega esas malas pasadas de vez en cuando…


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios