BAQUIA

Patrullero Gadget, con la música a otra parte

De regreso del safari fotográfico de la semana pasada, Patrullero \’melómano\’ Gadget se relaja sobre un sofá para escuchar música en su super equipo Hi-Fi. Pensando en cómo podría disfrutar de semejante calidad (y cantidad) de música en sus paseos por esos mundos, da un repaso a los dispositivos portátiles que nos facilitan ir con la música a cuestas.

400 álbumes en el bolsillo

Haga un sencillo cálculo: el reproductor Sonicblue Rio Riot tiene un disco duro de 20GB, cada gigabyte tiene 1.000MB y cada canción comprimida en mp3 ocupa aproximadamente 1MB por minuto. Con este monstruo portátil (13,6cm x 9,2cm x 3,4cm) puede transportar donde quiera alrededor de 4.000 canciones.

Cualquiera puede pensar que será un infierno encontrar algo entre tal maremagno de temas, pero nada más lejos de la realidad. Con el interfaz Rio LogiTrack, una pantalla LCD (6,3cm x 4,1 com) con una resolución de 240 x 160 donde \’navegar\’ fácilmente, se pueden generar listas de reproducciones y filtrar la música por disco, canción, estilo, favoritos… y el RioDJ acumula listas preseleccionadas (Entertain Me, Play All, Top Tunes, New Music, From A Certain Decade, etc.) para cuando no le apetezca elegir. ¿O por qué no escuchar la radio?; pues también.

Eso sí, tendrá que desembolsar cerca de 400 dólares para hacerse con este reproductor puntero, al que le acompañan unos auriculares, un adaptador para enchufar a la corriente —y para recargar la batería de litio, que tiene una independencia de 10 horas— y software (Real Jukebox 2.0 y MoodLogic para PC y Apple iTunes para Mac)

Desde Corea

Aunque transferir 12MB de música a través del puerto USB al Sonicblue Rio Riot sólo le llevará unas 5 horas (y se puede hacer de noche), los que ya tienen una buena discoteca en CD (con los temas en mp3, o no) preferirán un ingenio como el iRiver SlimX. Este reproductor de CD-MP3 (lee todo tipo de formatos) se jacta de ser el más \’fino\’ (16,7mm) del mundo y presume de un diseño en \’Cyber Violet\’ o \’Cyber Silver\’ de lo más pintón.

Lleva una memoria flash de 8MB y una pequeña pantalla LCD en el control remoto desde donde manejar la música. Suyo por menos de 200 dólares.

Para llevarse el sonido

Pero claro, si uno llega a su casa de la montaña con miles de canciones en el bolsillo, a lo mejor quiere algo más que colocarse unos auriculares en las orejas. El PlayDock PD200 es el complemento ideal para un \’Jukebox\’. Incorpora dos altavoces satélites y un subwoofer en poco espacio (232mm x 277mm x 261mm). Viene con unas baterías recargables de 10 horas de duración. Cuesta unos 280 euros.

Más pensados para el PC que para enchufar a un reproductor, Labtec ha lanzado los altavoces Arena-530 y Pulse-420. El primero es un sistema de cinco altavoces, con una potencia de 31 vatios RMS (reales) y un subwoofer en madera para no perderse los graves, que proporciona un sonido envolvente diseñado para sacar partido al sonido de juegos y películas. Incorpora una conexión para auriculares y control de volumen independiente para altavoces frontales y traseros. Cuesta 90 euros, con dos años de garantía.

Con dos altavoces satélite menos y el subwoofer, el Pulse-420 alcanza los 25 varios RMS y vale 70 euros.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios