BAQUIA

Patrullero Gadget, de safari fotográfico

Si hay una tecnología cuyo vertiginoso avance pueden notar muy de cerca los usuarios es la de la fotografía. Gracias a Dios, no han desaparecido los haluros de plata que se oxidan con la luz sobre el negativo. Pero la fotografía analógica se va relegando a las parcelas profesionales, a lo artístico y a lo grandes formatos.

Las cámaras digitales avanzan frenéticas, añadiendo cada día más prestaciones y magapíxeles y manteniendo el precio asequible. Incluso las cámaras réflex digitales, hasta ahora territorio privado de profesionales —las D1x/D1h de Nikon y la EOS 1D de Canon se abren paso frente a la F5 y la EOS 1V— por su elevadísimo precio (más de 6.000 euros), han bajado cerca de los aficionados. Nikon (D100), Canon (D60), Sigma (SD9) y Fuji (S2 Pro) han lanzado recientemente sus cámaras digitales de objetivos intercambiables que alcanzan los 6 megapíxeles (6 millones de píxeles) de resolución.

Pero nuestro Patrullero Gadget no aspira a que nadie tenga que renunciar a un viaje donde usar la cámara por haberse gastado todo el dinero en ella: tendrá que desembolsar más de 3.000 euros para disfrutar de cualquiera de estas nuevas réflex digitales.

Las compactas digitales están alcanzando una resolución más que satisfactoria para competir en calidad. Ni siquiera en una ampliación a buen tamaño —eso sí, hace falta papel e impresora de calidad— apreciará la diferencia con una réflex analógica de gama media.

Las nuevas Mavicas de Sony

Sony no pretende competir con Nikon y Canon (de momento) metiéndose entre las cámaras por las que se pegan los profesionales. Pero sigue en vanguardia de las compactas digitales para el usuario avanzado. Su familia Mavica CD ha crecido con dos nuevos modelos.

La MVC-CD250 ofrece una resolución de 2 megapíxeles con un zoom óptico de tres aumentos (digital x 2). Puede almacenar archivos de audio y vídeo en formato MPEG. Pero los más exigentes preferirán la MVC-CD400, con 4 millones de píxeles de resolución y unas lentes Carl Zeiss con una espectacular luminosidad (f2.0).

Ambas cargan discos CD-R o CD-RW, de 80mmm, que proporcionan 156 MB para almacenar las imágenes. Además mejoran a la familia Mavica con el enfoque automático multipunto —que no hace necesario centro del marco— y con un medidor de exposición en el propio flash, que realiza un primer disparo para iluminar al sujeto y determinar la exposición de luz correcta y un segundo para capturar la imagen.

La CD400 llegará en mayo y costará alrededor de 1.500 euros y la CD250 es posible que no llegue a las tiendas españolas, pero siempre se podrá comprar en un viaje o por Internet a unos 700 euros.

WebCam todoterreno

Como las cámaras digitales se meten en el territorio del vídeo, las webcam no quieren ser menos y se independizan para capturar imágenes lejos del PC.

La Creative PC-CAM 600 es una auténtica multifunción, con capacidad para manejar imágenes, sonido y vídeo. Trabaja sin quejarse desconectada del PC y puede operar como cualquier cámara digital portátil, pequeña y ligera.

Se conecta al ordenador por el puerto USB —por lo que no necesita alimentación externa— y captura vídeo con una velocidad de hasta 30 fps o imágenes con una resolución de 1024×768, que llegan a 1.3 megapixels con el software de mejora de imágenes. Cuenta con 16MB de memoria interna (20 fotos a máxima resolución o 75 seg. de vídeo con sonido) y gracias al micrófono incorporado también puede hacer las veces de grabadora (60 minutos de audio).

La PC-CAM 600 es suya por 154 euros.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios