BAQUIA

Patrullero Gadget, navegando como un señor

Todos aquellos que se pasan la vida enganchados a Internet tienen todo el derecho del mundo a vivir su adicción lo más cómodamente posible, para eso está Explorer, un sillón al que sólo le falta un cámping-gas y un pequeño retrete para poder comprobar cuál es el tiempo límite que puede pasar un hombre sentado ante un monitor. En cambio, para los que no paran en casa y necesitan ir ligeros de equipaje, Xircom dispone de una PDA tan pequeña que corre el riesgo de perderse camuflada entre la calderilla.

Explorer, érase un internauta a un sillón pegado

Parece que un buen número de empresas viven empeñadas en que podamos pasar toda la vida enganchados a la Red felizmente y con todo lo necesario al alcance de la mano. Microsoft es uno de los últimos en sumarse a esta tendencia con su nuevo sillón, diseñado especialmente para que las múltiples horas que nos pasamos con la vista prendida en el monitor transcurran lo más cómodamente posible.

Este sillón en el que repantigarse como Hommer Simpson o sentirse como el capitán Kirk dirigiendo el Enterprise en uno de sus vuelos estelares (todo depende de la enfermiza imaginación y de los traumas infantiles de cada uno) se llama igual que el navegador de Microsoft, y ha sido desarrollado conjuntamente por el gigante de Redmond y por una empresa que diseña sillones y que responde al descriptivo nombre de La-Z-Boy, cuya pronunciación en inglés se puede traducir como \”Chico Vago\”.

La idea es pasar horas en Internet y tener todo lo necesario al alcance de la mano. Para conseguirlo Explorer dispone de entradas de teléfono o DSL, un teclado inalámbrico, un enchufe para conectar el portátil, una bandeja y un sujeta bebidas (alimentarse también es necesario de vez en cuando), espacio para guardar los mandos de la tele y un receptor Internet Plus para la WebTV de Sony.

Hay dos modelos, uno en tela y otro en cuelo y vinilo, dependiendo de la elección el precio oscila entre los 1.050 y los 1.300 dólares. Por desgracia ni el puro ni las cervezas están incluidos de serie en este precio.

Xircom REX 6000, la \’handheld\’ más pequeña

Xircom REX 6000 MicroPDA puede parecer otra cosa, pero es una PDA de 2MB de memoria con las mismas prestaciones que sus hermanas mayores. Pesa apenas 43 gramos, ocupa poco más de 3 centímetros y medio, cuenta con una pantalla de cristal líquido sensitiva en grises de 240 por 120 pixeles y se alimenta con dos baterías de litio que le otorgan una esperanza de vida de 6 meses.

Quizás no sea la handheld con más prestaciones del mercado, pero desde luego sí que es la más pequeña. Y no es un capricho especialmente caro: está disponible por unos 150 dólares, eso sí, con los accesorios justos; la cuna, por ejemplo, hay que adquirirla aparte y cuesta 50 dólares.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios