BAQUIA

Patrullero Gadget pasea por la Macworld Expo y el CES

2002 ha empezado fuerte, lo ha hecho con dos eventos ineludibles para todos aquellos interesados en saber qué tipo de computadoras, móviles, periféricos y dispositivos electrónicos irán apareciendo en las tiendas a lo largo del año.

Uno de los eventos a los que nos referimos es la Macworld Expo de San Francisco, en la que Apple ha conseguido dejar boquiabierto al mundo con su nuevo iMac. El otro, mastodóntico comparado con el anterior, es el Consumer Electronics Show (CES) que se inauguró el 8 de enero en Las Vegas y que cada edición que pasa tiene menos que envidiar al Comdex.

Apple quiere una nueva revolución

La empresa del carismático Steve Jobs siempre ha intentado revolucionar la manera de entender las computadoras personales, un empeño loable que en los últimos años ha hecho especial hincapié en mostrar diseños completamente innovadores. De esta filosofía ha nacido el nuevo iMac presentado en la Macworld Expo de San Francisco.

Apple venía desde hacía semanas anunciando que iba a presentar algo realmente asombroso en esta feria, y la expectación creada tenía su razón de ser. Lo cierto esque el nuevo iMac es algo impersionante, con una apariencia que nada tiene que ver con las computadoras personales a las que estamos acostumbrados: un monitor plano de 15 pulgadas asentado mediante un brazo articulado sobre una base semiesférica que encierra un procesador PowerPC G4 a 800 MHz, 256 MB de memoria RAM, 60 GB de disco duro, unidad CD-RW y DVD-R. Este es el modelo inicial, cuesta 1.799 dólares y estará disponible este mes. En febrero y marzo aparecerán otras dos versiones con menores prestaciones que valdrán 1.399 y 1.299 dólares.

En toda presentación de un producto innovador siempre se ciernen ciertas sombras. En este caso es imposible no recordar la mala fortuna del diminuto Cube, una computadora que también generó murmullos de asombró y muchos titulares para acabar en el olvidado arcón de los productos \”nopudoser\”. La principal pregunta es si la gente estará dispuesta a pagar el doble de lo que suele costar una computadora personal convencional (los Pentium 4 convencionales se venden por menos de 700 dólares, aunque es cierto que las versiones con monitor plano valen más o menos lo mismo). Pronto veremos la respuesta de los consumidores.

Un vistazo a un CES más grande que nunca

Esta nueva edición del Consumer Electronics Show fue inaugurada el 8 de enero por Bill Gates, que aprovechó para hablar del boyante futuro de su compañía, de la estupenda acogida de Xbox y XP y, lo que más interesa a los gadgetófilos, hablar de algún que otro nuevo producto, entre ellos un teléfono móvil en color con funciones de asistente digital personal que se llama Smartphone 2002 y Mira, una suerte de pequeño Tablet PC vinculado a la televisión, la computadora o la Xbox que además de controlar su funcionamiento permitirá trabajar sobre ellos en remoto.

Pero en el CES más grande celebrado hasta la fecha ha habido todo tipo de dispositivos, algunos ya disponibles y otros por los que habrá que esperar. PDAs, como las nuevas Pocket PC 2002 de Microsoft, Nexio S150 de Samsung o Zaurus SL-5500 de Sharp. Reproductores de música con capacidades sorprendentes como MadWaves Madplayer o Sonicblue Rio Riot. Prodigiosos teléfonos móviles como el diminuto Plantronics M1500 o los modelos 1XRTT de Samsung. Y el pequeño y ovalado I-SPOT, una especie de mando a distancia capaz de encontrar hasta 12 dispositivos diferentes. Es imposible mencionar todos los gadgets que están asomándose al CES, pero tenemos todo un año por delante para ir analizándolos…


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios