BAQUIA

Peligra la cobertura de los móviles en las costas este verano

Como cada año, empiezan a surgir dudas sobre si el espacio radioeléctrico será capaz de aguantar a millones de españoles hablando por sus teléfonos móviles en sus vacaciones. Especialmente en Canarias y la costa mediterránea, que figuran entre las zonas que más turistas reciben.

Además, en el caso de las islas, la renovación e implantación de nuevas antenas está congelada desde hace un año. Mal panorama, teniendo en cuenta que los españoles usan el móvil más en verano que en cualquier otra época del año. Concretamente entre un 10% y un 20% más, según sea contrato o prepago, asegura Vodafone España.

Telefónica Móviles, Vodafone y Amena necesitarían instalar en torno a un 50% más de antenas en todo el litoral mediterráneo para garantizar la cobertura total del servicio durante el período vacacional. Esto se traduce en que las operadoras tendrían que poner entre 2.000 y 2.500 nuevas antenas fijas de telefonía móvil entre Huelva y Gerona para prestar sus servicios con total garantía en esta zona de la costa española, que tiene actualmente unas 4.000 antenas. Una cifra claramente insuficiente, dado que algunas localidades costeras multiplicarán su población hasta por ocho en los próximos meses.

Sin embargo, las empresas denuncian las trabas normativas que encuentran para atender al aumento de la demanda de sus servicios e instalar nuevas antenas fijas, debido a la existencia en todo el territorio español de entre 500 y 600 ordenanzas diferentes sobre telefonía móvil.

Esta heterogeneidad normativa también frena la intención de las operadoras de reforzar la cobertura en toda España, para lo que el sector calcula que haría falta instalar un 20% más de antenas fijas de telefonía móvil a partir de las más de 30.000 existentes en estos momentos.

Si se tiene en cuenta la telefonía móvil de tercera generación -con tecnología UMTS-, las operadoras necesitan instalar aproximadamente a medio plazo otras 15.000 antenas para ofrecer el nuevo servicio al 95% de la población en un plazo de unos cuatro o cinco años.

Entre las provincias que más obstáculos presentan a la hora de instalar nuevas antenas, destacan por ejemplo Valladolid o Valencia, aunque en general se trata de un problema común a todas las comunidades autónomas. Ante dichas trabas normativas, las operadoras no tienen más remedio que atender el incremento del uso de los móviles en las zonas vacacionales mediante la instalación puntual de antenas móviles, que suelen ubicarse en lugares estratégicos sobre camiones, lo que permite moverlas en función de las necesidades.

Las compañías dicen que esta medida permite que la cobertura en las zonas costeras sea \”buena en general, aunque a veces con ciertas dificultades, durante el verano\”. Algunas antenas instaladas en localidades costeras pasan de rendir al 5% de su capacidad en invierno a verse prácticamente saturadas en verano.

Las operadoras también utilizan la misma técnica de instalación de antenas móviles para reforzar la cobertura en eventos deportivos con gran afluencia de público, así como en algunas carreteras, ya que ocho de cada diez llamadas de emergencia que se realizan desde las vías se efectúan a través de un terminal móvil.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios