BAQUIA

Philips se porta mal y anuncia una larga agonía

Philips, grupo holandés de electrónica y telecomunicaciones, ha presentado unos resultados correspondientes al segundo trimestre del año peores de los previsto por los analistas. En este periodo se ha dejado 658 millones de dólares. La compañía ya había avisado de unos resultados por debajo de las estimaciones iniciales, lo mismo que acaba de hacer para los próximos meses. De hecho, no espera que la recuperación llegue antes de del año que viene.

Los ingresos de Philips se han quedado en 6.570 millones de dólares, por debajo de los 7.200 obtenidos hace un año. La compañía ha apuntado que las divisiones que se han visto más afectadas por la crisis han sido las de semiconductores, componentes y consumos electrónicos. Éstas no han podido asumir la caída del mercado de semiconductores y de las ventas de productos electrónicos, como ordenadores y teléfonos móviles.

\”La caída cíclica del negocio se acelerado en el segundo trimestre. También hemos comprobado que ha afectado de igual forma a todo los países. Europa ha quedado por detrás de Estados Unidos y ahora también afecta a Latinoamerica\”, ha señalado Gerard Kleisterlee, CEO y presidente de la compañía holandesa.