BAQUIA

Poniendo el termómetro a la banca online

Y no es precisamente porque este sector esté enfermo, ni mucho menos, sino simplemente para conocer su evolución a lo largo de 2001 y sus expectativas de futuro tal y como lo hemos estado contado en Baquía.com.

Tanto en Estados Unidos como en el Viejo Continente (por supuesto haciendo hincapié en España), las cifras de penetración son bastante satisfactorias, aunque a la hora de valorar dichos datos y, sobre todo, hacer previsiones de futuro o hablar sobre el servicio que prestan los bancos digitales, hay opiniones para todos los gustos.

Los bancos de bits en Estados Unidos

En el apartado de las luces dentro del país de las hamburguesas y el béisbol destacan los datos ofrecidos el pasado mes de octubre por Gomez.com, según el cual había más de 13,6 millones de internautas estadounidenses empleando activamente la banca online, 7,5 millones más que a finales de 1999. Un incremento que da a entender el buen negocio que es, pero sobre todo va a ser, la banca en la Red.

Otros datos esperanzadores, que interesan especialmente en los países hispanohablantes, provienen de Pew Internet & American Life Project. En su estudio asegura que el 50% de los hispanos residentes en Estados Unidos cuenta con conexión a Internet, que el 41% de ellos compra online, y el 20% utiliza la banca online. Unos datos que, siendo sinceros, suenan excesivamente optimistas.

Estas cifras contrastan con las conclusiones ofrecidas por Emarketer en un informe publicado casi al mismo tiempo que el de Gomez.com recopilando la opinión de los ejecutivos bancarios estadounidenses. En él se concluye que la tasa de adopción de clientes crece de forma lenta y los pocos consumidores que utilizan los servicios de banca online utilizan los servicios offline con la misma frecuencia que los clientes sin módem, lo que impide que se alcancen las cifras de ahorro de costes estimadas. Tan sólo un 35% de los directivos encuestados considera a la banca online una herramienta ofensiva capaz de robar clientes a la competencia, un 38,8% lo ve simplemente como un canal más y un 26,7% cree que es una herramienta defensiva necesaria para mantenerse al ritmo de la competencia. Las palabras del analista de Emarketer son rotundas: \”Ningún estudio ha mostrado nunca que la banca online le haga ganar clientes a un banco\”.

Las sombras desde el punto de vista de los clientes, que no de los directivos, provienen de Maritz Research, que concluye que cuando se trata de dinero, la gente quiere ver ladrillos y personas. Según el estudio que elaboraron, un 47% de la población de EEUU va siempre a la sucursal, un 18% usa el cajero y sólo un 4% gestiona sus dólares desde la Red.

Las ventanillas online en el Viejo Continente

Para hablar de banca online en Europa hay que hacer referencia a dos recientes y muy alentadores informes. Uno elaborado por Forrester Research en diciembre y otro, llamado \”Estrategia de eBanking en la Europa de 2002\”, cuyo responsable es Datamonitor.

En el primero se sostiene que cada mes un millón de nuevos clientes acuden a los bancos virtuales europeos. Además la consultora afirma que actualmente más de un tercio de los internautas europeos (42 millones) utiliza de alguna forma la banca en la Red. Por lo que se deduce que en 2005 Europa podría contar con 120 millones de usuarios de banca online, más de la mitad de la población internauta, siempre y cuando \”la oferta en la Red continúe evolucionando y mejorando\”.

El informe de Datamonitor sigue la misma línea, ya que recalca que el 26% de los habitantes de los países más desarrollados del Viejo Continente (Suecia, Alemania, España, Francia, Italia y Reino Unido) realiza algún tipo de transacción a través de Internet, aunque el 79% de los europeos sigue acudiendo a las oficinas tradicionales.

A pesar de las dificultades a las que se tienen que enfrentar los e-bancos, Datamonitor no duda en asegurar que el futuro les pertenece. Tan sólo hace falta que se consolide el acceso a Internet a través de otros terminales, como la televisión y el teléfono móvil. En la actualidad, sólo 1,1 millones de europeos le da a la banca a través de teléfono, aunque para 2005 se espera superar los 27 millones. Caso similar se produce con las transacciones a través de televisión digital: de los 750.000 usuarios actuales se espera pasar a 9,81 millones en 2005.

Dentro de Europa, y según NetValue, los países escandinavos son los más proclives a abandonar las oficinas de cemento. Suecia se lleva la medalla de oro con más de la mitad de la población mirando sus cuentas desde el hogar. Le siguen Noruega, Dinamarca y el Reino Unido.

La banca en España

También en el país con forma de piel de toro la banca online y los servicios financieros en Internet muestran signos de buena salud. Según una encuesta realizada a principios de diciembre de 2001 a una muestra de 2.000 internautas por Consumer Link, generan el 23% de las compras.

Para NetValue, el número de clientes de la banca online creció un 34% durante el primer semestre de 2001, con más de un 1.100.000 personas (un 31,3% de la población internauta desde el hogar) visitando este tipo de nodos en julio, frente a los 842.000 de enero. Las entidades preferidas hace seis meses para los españoles eran La Caixa (398.000 visitantes únicos) y Caja Madrid (171.000), este último con permiso de BSCH (153.000), que no incluye los clientes de Patagon (57.000).

Otra buena noticia para el sector en 2001 vino de la Asociación Española de Banca, que en un informe publicado en abril aseguraba que la banca online española gestionaba entonces más de 1.265 millones de dólares. También para la AEB las entidades españolas perdieron 780 millones de dólares en 2000, un 60% de las pérdidas registradas en todo el sector bancario nacional.

Este estudio, que tenía en cuenta a Patagon, la entidad en Internet del BSCH, Uno-e del BBVA y BancoPopular-e, sostenía que durante los dos primeros meses de 2001 los recursos de clientes captados por estos bancos supusieron casi 255 millones de euros, lo que implica una media de captación de dinero muy superior al de la banca tradicional en la que el porcentaje es de 0,08%, y que los préstamos concedidos (262,44 millones de euros) también crecían satisfactoriamente.

En agosto, Patagon, Uno-e, ING, Bancopopular-e y Activobank, también según la AEB, redujeron un 65% el volumen gestionado en créditos respecto al año anterior, un descenso (culpa en gran parte de Patagon) contrarrestado por los depósitos, que se triplicaron alcanzando los 5.552 millones de euros.

Pues hasta el 51,3% de los internautas españoles que visitan las páginas financieras lo hacen para consultar ofertas, mientras que el 29,2% entra con la intención de contratar productos. Al menos eso asegura el estudio realizado al alimón por Demoscopia y AhorraDinero.com, que también destaca que el 65,3% de los usuarios de la banca online ha comprado alguna vez en la Red.

No obstante, también en España han aparecido informes que sugieren que las cosas van bien para la banca online, pero que tampoco van a ser a la larga como para tirar cohetes. El estudio anual sobre el sector financiero de la consultora Cap Gemini Ernst & Young augura que para 2004 tan sólo un 40% de las operaciones bancarias se realizará a través de la Red y que el \’cara a cara\’ sigue siendo la mejor opción para la banca. Además asegura que el uso de Internet sólo ha ahorrado un 3% de los costes para 2001, mientras que las previsiones rondaban el doble.

 

Banca online en Baquía.com

En Baquía Inteligencia (requiere suscripción)


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios