BAQUIA

PressPlay aprieta el on de su plataforma musical

Ya están todos. Después de innumerables e injustificados retrasos, la plataforma de música online PressPlay echa a andar bajo la supervisión de Sony y Vivendi, las dos discográficas que han diseñado y desarrollado el programa. Los primeros suscriptores dispondrán de acceso gratuito durante dos semanas para comprobar el funcionamiento de la plataforma. Para ello sólo deberán darse de alta a través de las páginas web de Roxio, Yahoo! o MSN Music, firmas que también participan en el proyecto. A partir del uno de enero de 2002, el servicio se podrá contratar en MP3.com, según ha señalado PressPlay en un comunicado.

La cuota mensual que deberán desembolsar los abonados será de 9,95 dólares, una oferta que incluye la descarga de 30 canciones al mes y la posibilidad de escuchar otras 300 a través de streaming. Si el usuario desea ampliar el catálogo a 100 descargas, mil temas para escuchar directamente desde el ordenador y la posibilidad de grabarse las canciones en un CD, deberá dejarse 24,95 dólares mensuales. La oferta de PressPlay es más limitada que la de su principal, MusicNet, plataforma que permite hacerse con 125 canciones al mes y escuchar otras tantas a través del PC por 19,95 dólares al mes. Eso sí, los abonados a este programa, en el que participan AOL, EMI y BMG, no pueden tostarse CDs de ningún modo.

El hecho de PressPlay deje copiar canciones pone de manifiesto la escasa claridad de ideas que existe entre las discográficas. Y es que, por un lado, Universal permite tostarse CDs a través de su plataforma musical y, por otro, acaba de lanzar un nuevo sistema de seguridad anticopia que implantará en sus discos. ¿Cómo se come eso?