BAQUIA

Priceline pierde en el tercer trimestre y anuncia despidos

El deterioro en su negocio de viajes ha llevado a Priceline a declarar unas sorprendentes pérdidas en el tercer trimestre y ha anunciar el despido de un 15% de su plantilla.

Priceline.com, que ofrece una gran variedad de productos y servicios —con especial atención al turismo— en los que el consumidor fija el precio, se había abierto hueco con éxito en el pujante sector de los viajes online, liderado por Expedia y Travelocity. Además del turismo (billetes de avión, alquiler de coches, reserva de hoteles, paquetes vacacionales y cruceros), en Priceline los clientes pueden encontrar finanzas personales (préstamos e hipotecas), venta de coches nuevos y telecomunicaciones (servicios para llamadas a larga distancia).

En el tercer trimestre la compañía perdió 24,3 millones de dólares, 11 centavos por acción, frente a los 3,59 millones del mismo periodo de hace un año. Los ingresos también cayeron desde los 302 millones del tercer trimestre de 2001 a los 240 millones de éste. Priceline atribuye este descenso en las ventas, principalmente, a que las aerolíneas han reducido el número de billetes que ofrecen a las agencias online. Los analistas consultados por Thomson/First Call esperaban un centavo por acción de beneficios sobre unos ingresos de 261,9 millones de dólares.

Como consecuencia de estos \”decepcionantes\” resultados, según el calificativo empleado por el presidente de la empresa, Richard Braddock, Priceline acometerá el despido de 65 trabajadores, dejando la plantilla en unos 300.

Lo peor es que Braddock no prevé una mejora en su negocio de venta de billetes de avión, culpable del mal comportamiento de la compañía debido a las \”continuas dificultades de la industria aeronáutica, afectada de una constante bajada en los precios y una caída de ventas atribuible en parte a la reducción de viajes en torno al aniversario del 11-S\”. La categoría que mejor se comportó fue la de reserva de hoteles, que creció un 37%, con unas ventas de más de un millón de habitaciones.

Priceline, que ya despidió a 168 empleados en noviembre de 2000, confía en ahorrar unos 13 millones de dólares con esta nueva reestructuración, aunque de momento añadirá una cargo de entre 4 y 5 millones a los resultados del próximo trimestre. La compañía espera regresar a los beneficios en el segundo trimestre de 2003.

  • Más en Internetnews


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios