BAQUIA

Pricewaterhouse gana el contrato para crear el e-Parlamento

La empresa PricewaterhouseCoopers Asesores de Negocios S.L. se encargará de realizar los trabajos de consultoría y asistencia para la elaboración y puesta en marcha del Plan de Modernización del Congreso de los Diputados, que se llevará a cabo a lo largo de esta legislatura.

La Mesa de la Cámara ha concedido a esta compañía el contrato de 180.900 euros que sacó a concurso hace tres meses. El Congreso invertirá 17 millones de euros hasta 2007 para ponerse al día en materia de nuevas tecnologías.

El Congreso, que había fijado la cuantía máxima del contrato en 230.000 euros, eligió la propuesta de PricewaterhouseCoopers por ser la que presentaba una mejor relación calidad/precio. Al concurso concurrieron otras 18 candidatas, desde grandes empresas tecnológicas y de consultoría, como Indra, IBM, Telefónica, Hewlett-Packard o El Corte Inglés, hasta pequeñas compañías del sector.

Para la elección de esta consultora, la Cámara Baja ha valorado también su conocimiento del \”hecho parlamentario\”, derivado de su experiencia en la realización de los planes de modernización de los Parlamentos de Galicia y País Vasco. Asimismo, el Congreso destaca que el perfil de la empresa garantiza \”una total independencia respecto de las soluciones tecnológicas que puedan adoptarse en el futuro\”.

Una vez que se ha designado al adjudicatario, que tendrá que depositar una fianza de 9.200 euros, PricewaterhouseCoopers tendrá un plazo de 16 semanas, es decir, hasta mediados del próximo mes de junio, para entregar su propuesta. El Congreso quiere que el proyecto esté terminado como muy tarde a finales de 2006.

Se pretende así situar a la Cámara Baja en los próximos dos años a la vanguardia de la administración electrónica española. Es decir, conseguir que las clásicas imágenes que nos ofrecen los medios de comunicación de diputados ahogados en papeles pasen a la historia. Asimismo, el proyecto contempla la definición y puesta en marcha de un nuevo Sistema Central de Información y Comunicaciones, que prestará servicio a todos los usuarios de acuerdo con las claves de acceso de cada uno.

Los llamados usuarios internos (diputados, grupos parlamentarios, administración parlamentaria y personal de la Cámara) podrán desarrollar telemáticamente su actividad, registrando iniciativas y enmiendas a través del ordenador, e incluso pactar textos desde sus portátiles en las comisiones.

Otro de los objetivos del plan es fomentar la e-democracia, es decir, incentivar la participación de los ciudadanos y acercar la Cámara Baja a la sociedad. Así, particulares y organizaciones privadas podrán utilizar servicios interactivos y participar en algunos procedimientos parlamentarios. Los ciudadanos, por ejemplo, podrán enviar telemáticamente sus propuestas y peticiones.

Esta revolución tecnológica se completará con la creación de un panel electrónico que se situará detrás del presidente del Congreso para que los parlamentarios conozcan antes de las votaciones las enmiendas transaccionales o de sustitución aceptadas en las iniciativas que se debaten.

Asimismo, con el fin de evitar las molestas interferencias que se producen cuando los diputados hablan en la tribuna del hemiciclo, donde se celebran las sesiones plenarias, se estudia introducir un cableado de fibra óptica bajo los escaños para mejorar el audio.

En 2004 ya se invirtieron dos millones de euros para renovar los PC portátiles y gran parte de los de sobremesa que utilizan los diputados. Además, el Congreso concedió el año pasado un contrato de 700.000 euros anuales a Telefónica Móviles para que esta compañía proporcionara terminales portátiles de última generación a los parlamentarios, así como la instalación de líneas ADSL en sus domicilios para que puedan practicar el teletrabajo.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios