BAQUIA

¿Puede el desastre del Prestige llevarnos a considerar enzimas?

El profesor Stephen Lippard, químico del MIT y principal investigador del tipo de enzimas capaces de comer petróleo, nos dice:“Tenemos que encontrar la manera en la que la naturaleza utiliza ciertas enzimas. Una vez entendamos mejor el sistema, podremos diseñar simples moléculas que puedan tratar cualquier tipo de desastres ecológicos (basados en carbonos como el caso del Prestige) en agua contaminada, basureros químicos y otros lugares en los que ningún organismo vivo puede sobrevivir”.

Aunque los científicos conocen desde hace más de tres años ciertas bacterias que se comen el metano, y éstas fueron usadas para la limpieza de playas en Alaska después del accidente del Exxon Valdez, no entienden cómo, exactamente, son capaces de utilizar el carbono y el hidrógeno para convertir una comida tan sorprendente en alcohol (metanol), agua y anhídrido carbónico, que son los productos de deshecho principales.

Espero que nuestro querido Vicepresidente Primero haya pedido ya una copia de esta experiencia. También le recomiendo que lea los efectos nocivos de utilizar este tipo de bacterias y que, en general, consisten en que pueden propagar otro tipo de bacterias nocivas para el hombre, por lo que la utilización se debe hacer siempre con la protección adecuada.

El tratamiento de desastres ecológicos como el del Prestige, o en su día el del Exxon Valdez, suponen un grave problema más allá de la inmediata polución que representan. El chapapote y los vertidos contienen componentes tóxicos que representan una amenaza masiva para la vida marina. Cualquier tipo de ésta se ve adversamente afectada y, una vez contaminado el pescado, representa un peligro grave si es consumido por un ser humano. (Ver Diario Vasco).

La biología ha encontrado bacterias y hongos, que se encuentran normalmente en ciertos suelos, que pueden proteger el entorno marino descomponiendo varios tipos de hidrocarburos, los principales componentes del petróleo. La empresa americana Exxon tiene, desde 1969, una patente sobre un compuesto capaz de “comer petróleo”. Sin embargo, para poder causar su benevolente efecto en el mar, los microorganismos deben estar capacitados para resistir el agua salada y las bajas temperaturas. Es pues necesario utilizar técnicas modernas de biotecnología para que las enzimas y bacterias que se quieran utilizar puedan disponer de estas características.

Los activistas contra la biotecnología argumentan que la ingeniería genética es tan nueva que se desconocen sus efectos a largo plazo en el entorno. En realidad, agricultores y ganaderos, llevan cientos de años mejorando genéticamente sus productos. Antibióticos más eficaces gracias a técnicas de ingeniería genética, igual que vacunas y vitaminas, han dado una mayor calidad de vida a la población. Ya hemos visto el uso adecuado de enzimas y bacterias en la descontaminación medioambiental.

El caso del Exxon Valdez debe ser estudiado en profundidad por nuestras autoridades. Casi cinco años después del desastre, el entorno marítimo afectado se recupera poco a poco, pero especies marinas como orcas y salmones muestran todavía alteraciones importantes en sus poblaciones. Las autoridades de Alaska han aprendido del desastre y hoy, tanto la tecnología que se utiliza (GIS y reconocimiento aéreo con una gran coordinación con los pescadores de la zona), como la forma en que los armadores y las compañías petrolíferas se han comprometido a evitar una catástrofe similar, hacen que Alaska, de nuevo, pueda volver a disfrutar de sus parajes y confiar en la recuperación de todas las especies afectadas.

La biotecnología, lo mismo que la nanotecnología y las redes virtuales (Internet, telefonía móvil, TV interactiva…), conformarán el futuro de nuestra civilización y cambiarán muchos modelos de negocio actuales. Por ello, empresarios y directivos deben acostumbrarse a este entorno.

Baquía abre dos nuevas secciones, Nanotecnología y Biotecnología. Estamos al inicio de una nueva era, y estos temas requieren el apoyo de expertos que estamos buscando para poder contar con su participación activa.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios