BAQUIA

Pymes online: buenas intenciones, mucho por hacer…

A juzgar por el éxito de medios, crítica y público asistentes al Congreso de Baquía \’Pymes Online: del correo electrónico a la gestión comercial\’; cabría pensar que la Sociedad de la Información ha llegado de lleno al tejido empresarial español, compuesto en su mayoría por pequeñas y medianas empresas (pymes). Pero desgraciadamente los empresarios españoles aún no están muy avezados en esto de las nuevas tecnologías, si bien, una conclusión positiva asomaba por ponencias y pasillos durante el congreso: la firme voluntad de los pequeños y medianos empresarios de estar en la Red.

La constante participación de los asistentes ayudó a concienciar sobre la necesidad de las pequeñas empresas de estar en la Red, así como a hacer ver a los empresarios que prácticamente cualquier empresa puede estar en la Red, ya que, hoy es fácil encontrar una buena relación calidad-precio en los servicios. También animaron en este sentido las opiniones de expertos que describieron Internet como un entorno interesante para hacer negocios gracias a la madurez del mercado, tras las primeras etapas de temor e incertidumbre.

Pero también hubo lugar, como era previsible en un congreso de Baquía, para desmontar los falsos tópicos (del tipo: ponga su empresa en Internet, un universo de 400 millones de clientes le está esperando); que en ocasiones son usados para atraer a los pequeños empresarios a la Red como moscas a la miel, y que hacen que luego salgan despavoridos con el rabo entre las piernas frustrados por su experiencia. Colgar en la Red un folleto corporativo de la empresa apenas tiene valor, porque en Internet no basta con estar, hay que ser.

Y esfuerzos para ello parece que no faltan. Las Cámaras de Comercio han recalcado su firme compromiso con los proyectos destinados a potenciar el uso de las nuevas tecnologías en las pequeñas y medianas empresas. El ministerio de Ciencia y Tecnología ha puesto en marcha distintos planes como Artepyme o CRECE; la ventanilla digital para asesoramiento sobre el tema o un amplio programa –tal y como manifestó Isabel Barreiro, directora general de políticas de la pyme– de ayudas y subvenciones para ayudar a las pymes en su adaptación online.

Pero no conviene perder de vista, tal y como resalta el informe Klein de la Fundación Madritel sobre las pymes de la Comunidad de Madrid, que confirma que hoy por hoy el aprovechamiento de la Red es muy pobre, ya que tan sólo un 6,6% realiza operaciones de B2B o B2C; por mucho que Luis Monge aspire a que en tan sólo 5 años todas las pymes estén online, no parece muy factible. Quizá un buen comienzo sea, tal y como recalcó Jorge Juan García Alonso, fundador de Netjuice, \”desmitificar la idea de que cualquier asunto relacionado con Internet supone un gasto para las empresas. Debemos pensar en Internet como inversión, nunca como gasto\”. Porque realmente no estar en la Red, como dice Josep Piqué, equivaldrá a no estar.


Compartir en :


Noticias relacionadas

Recomendamos




Comentarios